De los doce signos del zodiaco, hay específicamente tres que no toleran grados altos de presión y pueden llegar a colapsar muy rápidamente. Tienen un nivel de autoexigencia tan alto que no toleran no estar a la altura de las circunstancias y se estresan con facilidad.

Cuando sienten que no pueden con algo, o que alguna situación los supera, pueden llegar a explotar y a entrar en crisis, y luego les cuesta mucho trabajo volver a un estado de equilibrio. Mirá quiénes son y por qué se encuentran dentro de ese grupó.

 

Virgo

Los virginianos son los más perfeccionistas del zodiaco. Son tan puntillosos que necesitan que todo esté hecho a la perfección, sino pueden llegar a estresarse demasiado.

Virgo quiere hacer todo con sus propias manos y no soporta delegar tareas en nadie porque cree que si no lo hicieron ellos, no estará correctamente hecho. En tal sentido, cuando ven que algo salió mal pueden llegar a explotar de furia.

Como signo de tierra, son muy mentales y analíticos. Todo lo pasan por el plano racional y su cabeza va a la velocidad de la luz. Les cuesta mucho procesar lo que les pasa en base a sus sentimientos y, por este motivo, de tanto pensar y racionalizar entran en crisis fácilmente.

Aries

Es el primero de los doce signos del zodiaco: el iniciador, simbolizado por el guerrero, el terreno de lucha es su hábitat natural. Continuamente está emprendiendo e intentando hacer cosas nuevas, con una fuerza de voluntad única.

Aries quiere hacer todo junto y lo quiere ya mismo, por eso manejan un nivel de estrés muchas veces insoportable. Ni ellos mismos toleran el grado de ansiedad al que llegan y pueden llegar a colapsar si no lo canalizan por algún lado. 

Los arianos tienen un gran don liderazgo y son de organizar y tomar el mando en todas las situaciones, lo que puede llegar a mantenerlos un poco nerviosos, tensos, y al borde de la crisis constantemente.

Cáncer

Como buen signo de agua, Cáncer es un ser sumamente emocional y sus sentimientos siempre están a flor de piel. Son muy dramáticos, profundos y sensibles.

A los cancerianos les cuesta mucho trabajar bajo presión y colapsan muy rápidamente. Sus emociones son muy intensas pero un tanto frágiles y pueden llegar a explotar si se sienten acorralados o presionados.

La sensible imaginación de Cáncer y el predominio del mundo emocional son sus rasgos más predominantes. Por este motivo, y según se canalicen, pueden ser una fuerza positiva o un punto de debilidad y vulnerabilidad.

Ver comentarios