"El 62 por ciento de los hombres cree que a las mujeres les agradan este tipo de situaciones”, es uno de los datos que surgen de la encuesta realizada recientemente por la Universidad Abierta Interamericana (UAI).

En la encuesta, el 85 por ciento de las mujeres respondió que sufrió algún tipo de acoso en la vía pública, un aumento de 27 por ciento respecto de 2016.

El acoso sexual en vía pública puede manifestarse, según la ley 5742 que lo penaliza en la Ciudad, a través de comentarios sexuales, directos o indirectos al cuerpo; fotografías y grabaciones no consentidas; contacto físico indebido o no consentido; persecución o arrinconamiento; masturbación o exhibicionismo, gestos obscenos u otras expresiones.

Las preguntas sobre el tipo de acoso incluyeron varias modalidades: si recibieron silbidos, bocinazos, comentarios acerca de su cuerpo, insultos o gestos vulgares, comentarios sexuales explícitos, sexistas, si alguien la siguió o le obstruyó el paso intencionalmente, si le mostró sus partes íntimas, si se masturbó frente a ella, si la atacó físicamente. 

El impacto que produce este tipo de situaciones es bronca, asco, miedo, angustia, y sólo un bajo porcentaje no le da importancia, en tanto un 16,5 responde con un insulto y un 3,5 acusa públicamente al acosador, de acuerdo al sondeo.

En tanto, la situación de la mujer se vuelve más difícil por la noche ya que el 60,3 por ciento tiene temor de caminar sola después de ocultarse el sol, porcentaje que aumenta al 68 por ciento al hablar de las que evitan en esas horas cruzarse en la calle con hombres, buscando una vía alternativa o cambiando de vereda.

¿Qué dicen los hombres, según la encuesta? ¿Cómo cree que toman las mujeres esta actitud suya hacia ellas? Ellos dicen que al 62 por ciento le agrada, al 15.3 le molesta y al 4.3 le da miedo.

En 2016 sólo el 3 por ciento declaró haber tenido esa actitud en la calle, porcentaje que en 2018 se elevó a 7, lo que representa un amento de 4 puntos.

En este sentido, una de las preguntas dirigidas es: “Cuando usted está en la calle, ¿suele gritarle, silbarle o dirigirse directamente a mujeres que no conoce?”.

Las respuestas son contradictorias ya que la mayoría, es decir, un 62,7 por ciento dijo que “no, pero lo observé por parte de otros hombres"; mientras que el 30,3 por ciento dijo que “no, y nunca lo observé”.

Sólo dice que “si, siempre” un 2.4 por ciento de los encuestados y un 4,6 responde “a veces”.
Esta encuesta se da a conocer en momentos en que la Cámara de Diputados de la Nación devolvió ayer a comisión el proyecto que penaliza el acoso sexual callejero por la falta de acuerdo en el texto definitivo.

La iniciativa legislativa establece que las multas para el acoso callejero irán desde los 3.000 hasta los 20.000 pesos y, en caso de que las víctimas sean menores de 18 años o el autor del acoso un funcionario público o miembro de una fuerza de seguridad policial o penitenciaria, la sanción pecuniaria tendrá un rango de 5.000 a 30.000 pesos.