El 6 de febrero de 1989 el gobierno de Raúl Alfonsín decidió devaluar el austral, dando inicio a una escalada de precios sin antecedentes en la historia argentina. En los meses previos, la situación estaba en franco deterioro y el llamado Plan Primavera, lanzado en agosto de 1988, no trajo alivio alguno.

Una severa crisis eléctrica producto de falta de inversiones se desató en todo el país y, en consecuencia, afectó la actividad industrial y causó malestar en la población. Argentina experimentó la peor crisis energética de su historia. Los cortes masivos se extendieron por más de cuatro meses. Se declararon varios asuetos administrativos, hubo canales de TV que operaban sólo cuatro horas diarias y los bancos trabajaban de 8 a 12.

Se atribuyó la crisis a la "falta de inversiones en materia de generación", expresando que en el período 1984-87 las inversiones en generación alcanzaron a 28 millones de dólares estadounidenses cuando en realidad deberían haber sido de alrededor de 250 millones.

Por su parte, los sectores económicamente acomodados tendieron a retirar sus depósitos de los bancos, retuvieron los dólares obtenidos mediante sus exportaciones y a propósito retardaban el pago de sus respectivos impuestos. El 5 de febrero, el ministro Juan Vital Sourrouille el presidente del Banco Central, José Luis Machinea, y el secretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Mario Brodersohn, resolvieron aplicar cambios en la política económica. Para ello dispusieron decretar un feriado bancario por 48 horas. Ante los rumores de inestabilidad, se inició una corrida masiva hacia el dólar que la devaluación anunciada un día después no logró frenar.

Un mayo negro para la economía

En febrero, el peso se devaluó un 61,1% respecto del dólar. La inflación, que entonces era del 9,6% mensual, alcanzó 78,4% en mayo. Y el Indice de Precios al Consumidor alcanzó en todo el año la cifra de 3.079,5%.

La explicación de ese fenómeno inflacionario está en que en los comercios la escalada del dólar hizo que los precios de las mercaderías cambiaran todos los días, e incluso a veces en la misma jornada, sin importar si los productos que se vendían tenían o no componentes importados. El valor de la moneda se depreciaba tan rápido que, con lo que se obtenía por la venta de un auto usado, en pocas semanas apenas alcanzaba para un equipo de audio que no era de última tecnología.

La crisis económica derivó en saqueos a supermercados y otros comercios, y la realización de la elección presidencial en mayo, con el triunfo del opositor peronista Carlos Menem, derivó en un adelantamiento del traspaso de mando de Alfonsín, quien así no pudo concluir su mandato de seis años.

Los saqueos

El avance del dólar y del costo de vida provocó el empobrecimiento de mucha gente. Por aquellos días, se registraron numerosos hurtos colectivos de mercadería a supermercados y otros comercios.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos