A cuatro meses de la desaparición del submarino ARA San Juan, familiares de los tripulantes volverán a reclamar este jueves por la tarde con una marcha en Mar del Plata. Otro grupo de parientes, inauguraron un mural homenaje en Jujuy. 

Los familiares de los 44 tripulantes del submarino se manifestarán a las 19, en la puerta de la Base Naval de Mar del Plata, para insistir con su reclamo de que no se detenga la búsqueda.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, que investiga el caso, manifestó: "Acá van a venir todos los que tienen que descifrar (las comunicaciones del submarino entre el 8 y el 15 de noviembre). Voy a empezar de arriba para abajo y no va quedar nadie sin testimoniar", afirmó.

En tanto, el vocero de la Armada Argentina, capitán de navío Enrique Balbi, aseguró que las tareas de búsqueda continuarán "de manera ininterrumpida" y señaló además que el buque ruso Yantar, la única embarcación internacional que aún forma parte del operativo, no tiene prevista "ni oficial ni extraoficialmente" una fecha pautada para finalizar su intervención.

Inauguran un mural que recuerda a los tripulantes

 Un mural que recuerda a los 44 tripulantes del submarino Ara San Juan, de los cuales ocho eran oriundos de la provincia de Jujuy, fue inaugurado en la ciudad de Palpalá, al cumplirse cuatro meses de su desaparición.

El homenaje quedó plasmado en una imponente pintura emplazada en la avenida principal de la ciudad siderúrgica por iniciativa de familiares de las víctimas y el acompañamiento del municipio local.

8 de los tripulantes eran jujeños.


"44 Héroes, honor y gloria. Valentía y sacrificio por sí mismo con el fin de proteger y servir a los demás", reza la leyenda que acompaña la imagen, inaugurada hoy, al cumplirse cuatro meses de la desaparición del submarino. 


Tres de los ocho submarinistas jujeños que se encontraban a bordo del ARA San Juan eran nacidos en la ciudad de Palpalá, ubicada 15 kilómetros al sur de la capital provincial. 

"A cuatro meses de la desaparición del Ara San Juan, además de mantener presente la memoria de los submarinistas, pedimos que se haga Justicia y que los sigan buscando", dijo Mariana Amante, familiar del cabo principal Dante Aramayo.

Entre los 44 tripulantes del submarino desaparecido fueron homenajeados el teniente de corbeta Jorge Luis Mealla, el suboficial segundo Hugo Arnaldo Herrera, el cabo principal Hugo Dante César Aramayo, y el cabo principal Daniel Alejandro Polo, todos ellos jujeños.

A ellos se suman el cabo principal Leandro Fabián Cisneros, el cabo segundo Aníbal Tolaba, el cabo principal Franco Javier Espinoza, el cabo principal Mario Armando Toconás y el suboficial primero Víctor Hugo Coronel, también nacidos en esta provincia.

Por su parte, la secretaria de Gobierno de la comuna, Malena Amerise, explicó que la propuesta artística surgió de los propios familiares de los submarinistas como una forma de transmitir el mensaje de que "no debemos olvidarlos nunca".

Finalmente, en el marco de un acto realizado a cuatro meses de la desaparición del submarino en aguas del Atlántico Sur, familiares, vecinos y amigos de los tripulantes jujeños reiteraron su pedido para que las distintas instituciones legislativas y ejecutivas del país se pronuncien a favor de la continuación en la búsqueda del submarino y la ampliación de informes sobre la investigación del hecho.

"No va a quedar nadie sin testimoniar"


La magistrada Yáñez anunció que, a partir de la semana próxima, citará en calidad de testigo a jefes navales y, después, al desplazado jefe de la Armada, Marcelo Srur, e incluso adelantó que podría disponer careos si hay contradicciones.

Según adelantó, el próximo lunes será el turno del contraalmirante Osvaldo Vernazza, actual director general de Comunicaciones e Informática en la Armada.

En tanto, a partir del miércoles, van a ser convocados siete submarinistas que formaron parte de las tripulaciones del ARA San Juan entre 2016 y 2017, y en abril serán citados dos ex comandantes de la nave, Edgardo Yrigoyen y Ernesto Blanco.

La magistrada también citará al ex jefe de la fuerza Srur -que pasó a retiro en diciembre último- y a los jefes navales suspendidos Luis López Mazzeo y Fernando Villamide, pero esperará a que se resuelva la situación que tienen abierta con la Armada.

"Solo voy a llamar a indagatoria cuando toda la información apunte a dos o a cinco cabezas, no antes. La indagatoria es cuando pueda hacerles cargo de la comisión de un delito por acción y omisión, no antes", aclaró Yañez.

"La búsqueda continuará de manera ininterrumpida" 

Balbi manifestó que cada 40 días el Yantar está haciendo "su reabastecimiento logístico y siempre vuelve al área de búsqueda. Este jueves zarpó de Buenos Aires, donde hizo reabastecimiento de agua y víveres, y está yendo a Montevideo a hacer combustible. Y tiene previsto volver al área de búsqueda el día 20".

Por otra parte, dijo que "por ahora no está previsto" el regreso al área de búsqueda del buque oceanográfico Víctor Angelescu, perteneciente al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero.

A cuatro meses del último contacto del San Juan, el vocero expresó que "a la distancia, uno hace un silencio respetuoso por el tema del submarino y los 44 tripulantes y por los familiares". 

"El dolor es para todos, pero inigualable para los familiares. La Armada está y va a seguir estando con los familiares. Vamos a respetar todas las opiniones. La Armada hizo todo lo que estaba a su alcance para la búsqueda", indicó.

Balbi se refirió además a las supuestas comunicaciones registradas luego del horario en el que se habría producido la explosión que hizo colapsar el submarino, y aseguró que durante las primeras horas sin novedades del buque se buscó de manera aérea y con barcos en superficie "la ultima posición conocida, el camino que hubiese seguido, e inclusive ese punto estimado, que correspondía a las 14.18". 

"Se buscó varias veces por ahí. En menos de cinco horas ya había aeronaves sobrevolando el punto de la última posición conocida. Se verificó inclusive ese punto como si hubiese seguido navegando, por ese indicio que apareció en algún momento, de un suboficial que creía haber escuchado un ruido en una frecuencia posible del submarino, que nunca terminó de ser una comunicación", señaló.