A más de cuatro días de su desaparición, sigue la dramática búsqueda de Bryanna Reganzani, la adolescente desaparecida en La Matanza. En tanto, crece la preocupación de familiares, vecinos y amigos de la menor, cuyo paradero es un misterio.

Guillermo Reganzani, padre de la menor, exigió a la ministra Patricia Bullrich la pronta aparición de su hija. Años atrás, Reganzani cuidaba a Francisco, el hijo de la funcionaria. “Te cuidé a tu hijo, te lo llevé al colegio. Hacete cargo. Te quiero ver la cara y que me digas qué estás haciendo para encontrar a mi hija. No puedo más, no vivo. Me la paso el día en la comisaría”, sentenció el padre de Bryanna, de quien no se sabe el paradero desde el jueves. 

“Al hijo de Patricia lo llevábamos al colegio, y luego a la casa de su abuela, en Barrancas de Belgrano. Había un vínculo de confianza”, reafirmó Guillermo. Sin embargo, resaltó que hace tiempo esa relación se perdió. El hombre, agregó: “Que se entienda bien, no tengo nada contra ella, pero le pido, por favor, que se mueva para encontrar a Bryanna. Lo que vivo es desgarrante”, sentenció.

La última vez que se la vio a la joven fue a la salida del colegio en La Matanza. La cámara de un edificio captó el momento en el que la niña le mandó un mensaje de texto a su novio, avisándole de que estaba llegando a su casa. Desde ese momento no se supo más nada de ella. “Esa es la última imagen. No la puedo ver, no la puedo ver”, expresó desgarrado al ver las últimas veces a Bryanna. 

“La subieron a un auto y se la llevaron”, sentenció su padre firmemente. También contó que hace tres meses los dos ocupantes de un auto intentaron llevarse a su hija, pero Bryanna pudo escapar. A partir de este hecho, la niña contaba con un botón antipánico en su celular. La adolescente salió del colegio el jueves a las 13.45 y caminó unas cuadras acompañada, para luego seguir el camino sola hasta su casa.

‘”Desde allí, le perdimos el rastro”, dijo su tía Marcela luego de que la familia hiciera la denuncia en la comisaría N° 1 de La Matanza. Familiares, amigos y vecinos de Bryanna se movilizaron el sábado desde Constituyentes y Rivera hasta Crovara y Domínguez exigiendo su pronta aparición, a más de cuatro días de su desaparición.

Bryanna mide 1,50 metro, tiene el cabello castaño claro, ojos color miel, no tiene tatuajes y es de contextura delgada. Al momento de ser vista por última vez, llevaba el uniforme escolar, que es de color verde, y una campera negra. Cualquier información, comunicarse al 911, al teléfono de Missing Children: 0800-333-5500 o a los teléfonos familiares 4454-4928, 4453-28258 y 15-3757-7530.