La familia de Abril Bogado, la niña de 12 años que fue asesinada en La Plata, decidió poner a disposición los órganos de su hija, aunque más tarde se corroboró de que la operación no podría realizarse con ese corazón ya que la menor no reunía las condiciones necesarias para el trasplante.

En relación a esta situación, Ezequiel Lo Cane, padre de Justina, quien se encuentra internada desde el 9 de agosto en la Fundación Favaloro a la espera de un corazón, destacó la actitud que tuvo la familia Bogado en medio de una tragedia.

"A la familia de Abril la palabra 'gracias' le queda corta. Hay que valorar mucho esa actitud valiente que han tenido ante un momento tremendo de dolor como el que tienen, de haber querido donar los órganos de Abril para que otros tengan la posibilidad de seguir viviendo. Es un acto que ojalá inspire a muchas personas a hacer lo mismo", expresó Ezequiel en la puerta de la Fundación Favaloro.

Hace dos meses que Justina está internada en terapia intensiva y está primera en la lista del INCUCAI a la espera de un corazón compatible para recibir un trasplante.