La magistrada indicó que la única forma de avanzar en la investigación es que se releve el derecho de confidencialidad de las Fuerzas Armadas, el cual está amparado por la Ley.

La figura del secreto de confidencialidad está definida en la Ley de Inteligencia Nacional 25.520, sancionada el 27 de noviembre de 2001, que en su artículo 15 detalla: "El acceso (a la información) será autorizado en cada caso por el Presidente de la Nación (...) La clasificación sobre las actividades, el personal, la documentación y los bancos de datos referidos (a la seguridad interior, la defensa nacional y las relaciones exteriores de la Nación) se mantendrá aun cuando el conocimiento de las mismas deba ser suministrado a la Justicia".

Por su parte, la jueza Yáñez explicó que llamó a declarar al ministro de Defensa, Oscar Aguad, el cual puede responder un oficio vía mail o ir directamente a brindar información a su despacho de Caleta Olivia.

¿Última en enterarse?

"Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N°3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías". Esta información, revelada por los medios, habría sido la gota que rebasó el vaso de la magistrada, quien deslizó que es muy dificultoso proceder en el esclarecimiento de un caso cuando se cuenta con menos datos que los que poseen otras instituciones.