Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Una vez, Eduardo Galeano, señalándolas como “las locas de Plaza de Mayo”, escribió que Madres y Abuelas “se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria”. Ese ejercicio de 42 años de lucha, y que es ejemplo en el mundo, dio 129 flores. Emocionada, Estela de Carlotto confirmó el encuentro de una nueva nieta. Ella tiene 41 años y vive en España.

Su madre, cordobesa, fue secuestrada el 21 de mayo de 1977 (con un embarazo de ocho meses) cuando estaba en Moreno, vivienda de un matrimonio amigo. Se llama Norma Síntora y aún en la actualidad no hay noticias de ella. La nieta 129 nació en cautiverio. “Se presume que, por la zona del secuestro, podría haber sido llevada a Campo de Mayo, donde habría dado a luz en alguna de las maternidades de ese centro clandestino de detención”, leyó Estela de Carlotto.

A su lado asentía con la cabeza Carlos Solsona, padre de la nieta recuperada. El abrazo entre padre e hija, por el momento, tiene que esperar. Esa imagen, por más fuerza que haga, es inevitable en la cabeza de Solsona. “Tengo miedo de lastimarla”, reconoció durante la conferencia de prensa.

Entre el secuestro y la actualidad pasaron 42 años. Una vida. Pero la distancia de 10.000 kilómetros pintada por el océano Atlántico se vuelve chiquitita ante la nada. “Será algo grandioso. Ojalá que lo consigan todos los que están esperando”, sueña. Síntora y Solsona se conocieron en la Universidad de Córdoba.

Ambos cursaban Ingeniería Electrónica. Al estudio se sumaba otra pasión: la militancia en el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo. En marzo de 1975, tras un año de novios, se casaron. Al poco tiempo nació Marcos, su primer hijo. La ferocidad de la represión es harta conocida en la historia argentina. El abandono de su Córdoba los encontró en Buenos Aires, donde se desató lo peor. Marcos quedó al cuidado de los abuelos maternos.

“No hubo una noche en que ella no lloraba”, recuerda Solsona. Aquel trágico sábado 21 de mayo, Carlos se encontraba fuera del país. “La familia pretendía escapar de la dictadura y reencontrarse en España”, comunicó Abuelas mediante un escrito. La peor dictadura de la Argentina borró y tiñó con sangre ese objetivo.

“Este hallazgo es difícil de explicarlo”, sentenció Carlos Solsona, quien al momento del llamado de la identificación (en la tarde del lunes) estaba en Santiago de Chile. “Llevamos 42 años de búsqueda. Empecé cuando era un treintañero”.Yo convivía con una mochila pesada, pero nunca la descargué”, graficó.

El peso fue alivianado por la tarea de Abuelas, que resolvió la aproximación del caso en 2012, cuando llegaron las primeras documentaciones de la joven. “La documentación reunida mostraba, entre otras cosas, que la partida de nacimiento apócrifa había sido firmada por un médico de la Policía Federal Argentina y que el parto había ocurrido en domicilio”, comunicó Carlotto.

“Hace dos semanas la nueva nieta ingresó al país y se presentó a la Justicia el miércoles 3 de abril. Tras un análisis del Banco de Datos Genéticos, se comunicó que es hija de Síntora y Alberto Solsona”, sentenció el comunicado de Abuelas, esas “locas de Plaza de Mayo”.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos