Según un informe de Ecolatina, mientras que la inflación sube la producción per cápita está en recesión. Además, se supo que la inflación promedio en Argentina fue del 4% mensual en los últimos 60 años al tiempo que, a nivel regional, fue el país de Latinoamérica que menos creció por habitante en casi 70 años.

Sin tener en cuenta los períodos de hiperinflación, los precios en Argentina aumentan en 15 días lo que a las naciones desarrolladas acumulan en un año. Una inestabilidad que dificulta el crecimiento y hace dudar acerca de las condiciones para la inversión.

La consultora también señaló que en comparación con las otras naciones latinoamericanas, el país quedó relegado en términos de PBI per cápita ya que tuvo un incremento anual de tan sólo 1,1% cuando apenas duplicó el nivel de vida de sus habitantes. Con esta cifra, se ubica hoy en el tercer lugar del ranking regional detrás de Chile y Uruguay. 

Al contrastar con los casos de Chile y Uruguay los números también difieren: el primero sufrió sólo 28 caídas y el segundo 25 en el mismo período. En los últimos 30 años, además, Chile sólo sufrió dos recesiones y Argentina, once.

En Argentina, de los últimos 100 años al menos 40 fueron recesivos, 36 mostraron caídas del PBI de hasta 8% y en 6 ocasiones se observaron retrocesos de entre 8 y 15%. Enmarcando este escenario, una volatilidad constantemente elevada. 

En contrapartida, Ecolatina remarcó que la economía argentina tiene algunas fortalezas. Aseguró que el país cuenta con el mayor nivel educativo de la región, que es el principal exportador mundial de granos, que ostenta la segunda reserva gas shale y de energía solar y ocupa el cuarto puesto en el contexto planetario de las reservas probadas de litio.

Ver comentarios