El líder mapuche Facundo Jones Huala, que desde esta mañana enfrenta un juicio de extradición en Bariloche, está acusado del incendio de una vivienda habitada en un campo de Chile, portación de armas caseras y violación a la ley de extranjería, delitos por los que la justicia trasandina pidió su traslado.

El incendio por el que se responsabiliza al líder de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) se produjo en el campo Pisú Pisué, en la región de la Araucanía, cercano a Temuco, a la altura de la ciudad de Neuquén, en el año 2013.

Por el incendio de la casa en el campo chileno fueron detenidos, además de Jones Huala, otros cinco mapuches, pero fueron excarcelados por falta de pruebas.

A la acusación contra el lonko se suma el cargo de portación de armas de fabricación artesanal y municiones.

El cruce a Chile de Jones Huala es otra complicación para el acusado, ya que no quedó registrado en ningún puesto de control, por lo que en el país trasandino se lo acusa de violación a la ley de extranjería.
Jones Huala fue citado por la justicia de Chile en octubre de 2014. No se presentó, por lo que se libró una orden de captura, y ahora es la Justicia argentina la que debe resolver si lo extradita.