La manifestación, de la que no participaron las principales fuerzas de izquierda, se produjo a pesar de que la familia de Maldonado y los organismos de derechos humanos decidieron no convocar a acto alguno.

Los manifestantes se identificaron con banderas del MST, Tendencia Guevarista, Resistencia Popular, Convergencia Socialista, Asociación de Ex Detenidos y Desaparecidos, MIDO, Nuevo MAS y el Partido Revolucionario Marxista Leninista, entre otros. 

Algunos de los presentes realizaron pintadas a modo de protesta en las paredes exteriores del edificio histórico, y uno de los blancos apuntados con mayor fiereza fue Patricia Bullrich, ministra de Seguridad "Bullrich no renuncies, mejor matáte", fue uno de los mensajes