Una beba de a penas dos meses de vida está grave tras ingerir orina, yuyos y agua sucia. La familia, que vive en un barrio precario de Rio Negro en la ciudad de Lamarque, declaró que el preparado se lo dieron porque "le dolía la panza".

La beba quedo con un cuadro de parálisis similar al que produce el botulismo, que es la Intoxicación producida por la ingestión de alimentos en malas condiciones, por lo que fue derivada de urgencia a General Roca.

Se siguen investigando dos hipótesis en la causa. La primera corresponde al botulismo, por la ingesta de líquidos preparados por la familia para "curarle" un dolor de panza. La segunda hipótesis corresponde a la posibilidad de intoxicación por inhalar humo de un incendio en la precaria vivienda.

La directora del hospital de LamarqueInés Vidal, confirmó que la beba permanece en estado delicado y desde Desarrollo Social Municipal asistieron a la familia compuesta por diez personas, que vive en el barrio La Tablada.

Las autoridades comprobaron que en la vivienda no tienen agua potable ni gas natural y sólo cuentan luz eléctrica.

Las fuentes de salud publica explicaron que "esto surgió cuando desde el hospital de Lamarque se denuncia un caso sospechoso de botulismo. Se deriva a la beba al Alto Valle. Y entra como ficha de investigación de caso de parálisis aguda flácida".

La familia de origen boliviano, indicó que como "tenía dolor de panza, le dimos de beber orina de un familiar y un preparado que contenía jugo de limón, aceite, perejil y yuyos picados".

Las fuentes del área de salud pública agregaron que la abuela de la beba contó que también le dieron de beber agua de la bañera en la que la bañaban y describieron la situación como "un problema cultural y de educación".

"La vivienda se quemó hace un tiempo y ellos juntan cables que al quemarse, el humo tóxico ingresa a la casa. Pero también había productos agroquímicos. No sabemos si la beba aspiró algo de eso", sostuvo una fuente..