Este viernes 25 de junio, Rocío Quiroz y Eduardo Etchepare se casaron por civil en la localidad bonaerense de Chascomús, donde la pareja reside hace dos años. El evento fue simple y se mantuvo en secreto, con una reducida lista de invitados que incluyó a familiares cercanos y la pequeña Alma, hija de la pareja. Los hijos de Eduardo, Lery y Lautaro, también estuvieron presentes.

Con protocolos de distanciamiento por el coronavirus de por medio, la cantante de cumbia y su mánager se unieron ante la ley. La pandemia ya había causado que la feliz pareja cancelara la ceremonia en dos ocasiones, pero la tercera fue finalmente la vencida:

Estábamos a una semana. El 10 de abril nos casábamos. Y me empecé a sentir mal, y empezamos a probar la pimienta. Y no sentía nada. Y Edu me decía ‘¿me estás cargando?’. Entonces le dije ‘vamos a hisoparnos urgente’”, había contando Rocío en Lo de Mariana.

La pareja se casó en el registro civil de Chascomús, y planean realizar la celebración cuando se levanten las restricciones.

Así que aislados diez días, en su cumpleaños también. Y suspender todo el casamiento, porque ya lo teníamos ahí. Y justo habían anunciado que no se podía pasar el límite de personas, entonces era todo muy junto”, agregó.

La novia lució un vestido blanco diseño de Creaciones Esther, con mangas de encaje y un barbijo blanco para combinar. Al atuendo lo completó con make up natual, un recogido ideal para resaltar la tiara, aritos y zapatos plateados de Micheluzzi.

Alma mía, la hija de los recién casados, nació en plena pandemia el año pasado.

"Va a ser muy íntimo y muy para nosotros, por lo que la fiesta y la ceremonia quedará para otra ocasión, cuando ya no haya tantas restricciones”, anticipó Rocío hace un par de semanas, procurando guardar el hermetismo que rodeó a la ceremonia.

La cantante todavía no compartió imágenes de la ceremonia, pero Eduardo publicó en su cuenta de Instagram una foto luego de la ceremonia. "Ahora sí casados, te amo", escribió el esposo junto a una foto de él y su mujer siendo bañados en arroz por amigos y familia.

Las festividades concluyeron con un almuerzo junto al Lago de Chascomús, donde la familia compartió una picada y comieron asado como plato principal.