Apareció en el barrio porteño de Flores.

Según las pericias médicas,  Bryanna Reganzani, la adolescente de 16 años que desapareció el último jueves tras salir del colegio en la localidad de Villa Madero, partido bonaerense de La Matanza, y que apareció en la mañana de este martes en el barrio porteño de Flores, no fue abusada carnalmente ni golpeada, al tiempo que tampoco presenta lesiones genitales.

Además, el informe forense indicó que la ropa de la menor estaba intacta, y que era la misma que llevaba puesta al día de su desaparición. Todavía no hay rastros del teléfono celular de la menor.

Según pudo averiguar Crónica, la adolescente en las próximas horas abandonaría el Hospital Piñero, para regresar a su casa junto con su mamá.

Fuentes policiales aseguraron que la joven contó que había sido secuestrada por un grupo de hombres y agregó que había sido abusada. Sin embargo, con el resultdo de las pericias médicas la versión quedó descartada. 

Investigadores intentarán reconstruir los cinco días en los que la menor estuvo desaparecida para determinar dónde estuvo, con quién y qué fue lo que ocurrió. Dentro de las próximas horas, la joven será sometida a pericias psicológicas y psiquiátricas. 

La joven apareció este martes aproximadamente a las 10 de la mañana en un local de comida rápida ubicado en las calles Bonorino y Rivadavia. La menor le dijo a médicos su nombre, la llevaron al Hospital Piñero, donde tomó contacto con sus familiares. 

Poco después de enterarse de su apararición, la madre, Miriam, expresó a la prensa: "Déjenme que la vaya a abrazar. Hablé con ella, está bien". Guillermo, el papá de la joven, llegó primero al hospital, aseguró que la vio "bien" y pidió que "capturen a los degenerados" que secuestraron a su hija. 

Además, el hombre confirmó que la adolescente estaba con la misma ropa de colegio que tenía cuando despareció y afirmó que no sospecha de nadie conocido pero si de "los degenerados que andan bucando chicas y chicos". 

En las últimas horas, trascendió que la familia recibió varios mensajes en Facebook en los que le ordenaban que retiren a la policía si querían volver a ver a la chica con vida y les pedían 60 mil pesos de rescate. 

Al cuestionar a la mamá de la víctima sobre si la chica le brindó precisiones sobre su desaparición contestó: "Yo sólo la abracé y me dediqué a mimarla. Ahora la Justicia se encargará de investigar".

Su padre, dijo que la hija le contó que le pusieron un revólver en la cabeza y que si no subía, la mataban. La madre no quiso dar declaraciones al respecto.
 

El lugar de su aparición: