Dos hermanas de 13 y 14 años fueron denunciadas por hacerle bullying a una de sus compañeras de curso en una escuela santafesina situada en la localidad de Casilda. La jueza del caso ordenó que las acusadas deberían leer "El diario de Ana Frank", la historia de una niña judía que, durante la Segunda Guerra Mundial, tiene que esconderse de los nazis. 

La magistrada, Cristina Pecorar, agregó que para ella, las tres protagonistas del caso eran víctimas y solicitó garantizar contención social para todas las familias involucradas.

Las menores deberán asistir hasta fin de año, en horario vespertino, a la biblioteca de la Escuela Aristóbulo del Valle de Casilda para ayudar en diferentes tareas e incursionar en la lectura con fines educativos.

Las chicas deberán leer "El diario de Ana Frank" y darán una exposición frente a sus compañeros de aula. La medida, no tiene precedentes y quedó firme al no ser apelada, ya que apunta al bienestar de los menores. 

La víctima, fue golpeada con un ladrillo por las dos chicas en una plaza y, previamente, había sido insultada y la amenazaron con golpear a su madre. La madre de la afectada realizó la denuncia e intervino la justicia. 
 
"Estamos en  presencia de un caso donde todos las personas involucradas son  víctimas de una situación de vulnerabilidad social que implica que  el Estado se haga cargo y arbitre los recursos necesarios para  responder en consecuencia", dijo al diario La Capital la jueza.

Agregó: "si bien es importante que las chicas pidan disculpas en  compañía de su madre a la víctima y todos los séptimos grados de  la escuela, al curso por su actitud y cumplan con las otras  medidas impuestas, resulta fundamental apelar a la responsabilidad  del Estado para que articule los medios y ayude a ambas familias  que viven en condiciones desfavorables y no dignas como merecen".