El Gobierno de la Ciudad busca endurecer las penalidades del Sistema de Evaluación Permanente de Conductores (SEPC), conocido como “scoring”, a través de un proyecto de ley en debate en la Legislatura que reformula la cantidad de puntos que se descuenta por infracción a cada automovilista y motociclista que circulan por las calles porteñas.

La propuesta fue discutida por los diputados de la Comisión de Tránsito y Transporte y será tratada en la sesión ordinaria del jueves 28.

En rigor, la iniciativa apunta a reflotar el sistema de “scoring”, creado en 2008, que consiste en la asignación de un puntaje a cada conductor y el descuento de puntos en función de las infracciones cometidas, el cual, según admitieron fuentes parlamentarias, en la actualidad “no funciona correctamente”.

De acuerdo a la norma, a cada conductor, sea de un auto o una moto, se le otorgan veinte puntos y, de cometer alguna infracción vial de las que están incluida en la ley, recibe un descuento parcial.

La primera modificación propuesta en la Legislatura apunta a incrementar de dos a tres años el tiempo estipulado para cada conductor para llegar a los cero puntos a raíz de la acumulación de infracciones y su consecuente quita de puntos.

Además, en la actualidad, cuando esta situación ocurre, el infractor debe elegir, a fin de volver a contar nuevamente con 20 puntos a favor, entre la opción de quedar inhabilitado para conducir por 60 días o bien realizar un curso de educación vial; con la reforma se elimina la posibilidad de optar y ambas acciones serán obligatorias.

Por otro lado, se sube la cantidad de puntos de penalidad a los conductores que vayan sin el cinturón de seguridad colocado en el caso de circular a bordo de un automóvil y sin el casco de seguridad para los motociclistas.

Se incluyen como faltas viales en el sistema del descuento de puntos dos infracciones que hasta ahora no están en el listado: la invasión parcial de vías contrarias al sentido de circulación y quienes muestren una “conducción peligrosa” a través de maniobras “temerarias, maliciosas o imprudentes”.

Por último, la propuesta avanza sobre los casos de excesos de velocidad en los que, actualmente, la quita de puntos va de cinco a diez, depende del límite de circulación establecido de acuerdo al tipo de arterias: calles, avenidas o autopistas.

En ese marco, la nueva redacción contempla la reducción de los puntos, pero de manera proporcional al exceso de velocidad detectado, es decir, que si el conductor supera por 10 kilómetros el tope recibirá una quita, mientras que la pena será mayor si la circulación excede, por ejemplo, en 30 kilómetros la máxima.

Al respecto, la legisladora de Vamos Juntos e impulsora de la iniciativa, Cristina García de Aurteneche, explicó que "pese a que a través del SEPC se han realizado múltiples controles de tránsito hasta la fecha, se observa la necesidad de actualizarlo y mejorar su efectividad”.

“Las modificaciones presentadas resultan motivadas por la necesidad, tanto de mejorar el SEPC como de producir un cambio de conducta en los conductores, optimizando las penalidades que prevé y permitiendo la correcta fiscalización”, concluyó.

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos