En medio de las "tormentas" de la economía, la política le dejó este domingo al menos una mueca de sonrisa a los dirigentes del oficialismo nacional. Cambiemos se impuso nuevamente en el distrito cordobés de Marcos Juárez. La importancia es mayormente simbólica, ya que se trata del primer lugar donde se presentó oficialmente la coalición formada por el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica, allá por el 2014. 

El actual jefe comunal, Pedro Dellarossa, resultó reelecto con más del 50% de los votos, relegando a Eduardo Foresi, el candidato del peronismo provincial. Uno de los datos de la jornada fue que la elección se hizo con boleta única de papel, dejando de lado el voto electrónico que se había implementado en los últimos comicios. 

Además del gesto en lo que denominan "el kilómetro 0" de Cambiemos, el oficialismo se perfila para disputar con fuerza la gobernación  el año que viene. Para eso deberán resolver la importante puja que se da entre los radicales Mario Negri (jefe del interbloque de Diputados nacionales), Ramón Mestre (intendente de la capital) y Héctor Baldassi (el hombre del PRO). 

Los tres estuvieron en el búnker local celebrando la victoria, mientras esperan una definición del gobierno nacional para dirimir su interna. Negri se volcó a las redes sociales: "En 2014 Cambiemos obtuvo el 36,9% contra el 29,6% del PJ y el 22,4 % de la Unión Vecinal. Hoy Cambiemos obtiene el 53% contra el 37% de la alianza entre el PJ y la Unión Vecinal. Los números hablan, Cambiemos crece", aseguró. 

Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, reconoció la derrota de Foresi en su cuenta oficial de twitter : "Felicito a Dellarossa por haber sido elegido nuevamente intendente de Marcos Juárez y le reitero mi voluntad de seguir trabajando juntos por el progreso de los habitantes de esa querida ciudad".