La Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) hoy se encuentra en el epicentro de un escándalo a gran escala, ya que un grupo de alumnas denunció públicamente por acoso sexual a integrantes de la cátedra y divulgaron por medio de redes sociales, como medio de prueba, las charlas entre médicos adjuntos, profesores y alumnos rentados sobre ellas y hacen comentarios denigrantes y de índole sexual.

En las capturas obtenidas del chat grupal, se ve cómo circulaban habitualmente imágenes de las alumnas entre los docentes y alumnos, y los comentarios que hacían sobre ellas (que cursan la materia Anatomía Normal). "¿Y ella?", pregunta uno de ellos en respuesta a una foto. "Alumna. Pasan cosas en mi pantalón cuando la veo", le responden. Otro pide que pasen su cuenta de Instagram y uno remata: "A ver quién la pone en su mesa el año que viene".

También opinan en las redes sociales sobre sus cuerpos y hacen bromas respecto de quién será su docente y tendrá la chance de evaluarla o incluso de tener relaciones sexuales con ella. "Nos cae mal, no se acuesten con el enemigo", comenta uno sobre una estudiante. "Llenale la jeta de leche y después decidí que tal te cae...mirá las cosas que se pone a pensar este muchacho", le contesta otro.

"Qué hija de puta, imposible no tocarla borracha", responde uno al video de una alumna fuera de la facultad. "Les mandé a la de camperita de jean del curso, que estaba hermosa, y dije 'qué ojete, mirá que le va a tocar esta manga de babosos'. Cinco minutos duró ese final", bromea otro sobre la instancia de examen de otra alumna.

El repudio comenzó a crecer y la institución emitió un comunicado oficial donde aseguran que están "al tanto" de las denuncias y que se encuentran "trabajando" en el tema para recabar más información.

Por otro lado el decano de la facultad, Rogelio Pizzi, y el rector de la UNC, Hugo Juri, también repudiaron lo ocurrido y difundieron que el director de Asuntos Jurídicos de la institución ya tiene la instrucción de abocarse a la investigación de las denuncias. También invitaron a quienes tengan información o se sientan afectados por estos hechos a denunciar confidencialmente a nivel institucional para agilizar posibles sanciones dentro de la casa de estudios.

"Tengo toda la información que tenemos disponible y se la estamos llevando a la Justicia", dijo Juri a un medio local. "Además, haremos lo que tenemos que hacer dentro de la universidad. Aunque no hubiera delito, nosotros vamos a hacer un sumario porque ha afectado el buen nombre de la Universidad Nacional de Córdoba, de la educación argentina y de los cordobeses", expresó.