De una manera simpática, estos tres profesionales salieron al cruce de las declaraciones manifestadas por la cirujana Cinthia Solange Dhers, quien vive en el lujoso barrio privado de Nordelta y cree que el uso de mate, reposera y paseo de perro en las orillas del lago que posee la propiedad del norte bonaerense es una carencia de "ciertos códigos de estética visual y moral".

Mirá lo que publicaron: