René Sánchez falleció en el Hospital Municipal de Bahía Blanca luego de protagonizar un grave accidente en el kilómetro 20 de la Ruta 33.

María, su pareja, habló sobre la pérdida de su compañero de vida y expresó su desesperación por no poder llegar a final de mes, con cuatro hijos que mantener, entre ellos una nena de un mes. "Es todo muy difícil, mi marido era el sostén de la casa", afirmó.

La mujer, que además colabora en un merendero que funciona en Tomás Guido al 2600 de Bahía Blanca, solicitó a la comunidad colaboración de pañales, ropa y leche.

El resto de los hijos son niños con que convive tienen 8, 11 y 13 años y por eso que se abrieron un par de líneas para aquellas personas solidarias que puedan colaborar con esta mujer cuya vida cambió hace sólo algunos días.


Crónica.com.ar habló en exclusiva con Roxana, encargada del merendero, quien se vio sorprendida por la solidaridad de la gente.  "No solamente no está ayudando gente de Bahía Blanca, sino nos están dando una mano personas de todos lados del país", afirmó la mujer.

"Realmente estamos contentos con la cantidad de gente que nos está dando una mano, con alimentos, zapatillas y ropa" , prosiguió. "También están colaborando a través de un CBU con dinero, personas que nunca nos hubiéramos imaginado" , agregó.

"Las personas que menos tienen son los que más ayudan, aunque sea con 100 pesos, 500 o un plato de fideos", cerró sobre el tema.

Para hablar con Roxana, encargada del merendero, pueden llamar al 2916438663. También pueden comunicarse con su suplente al 2915753939.

Así fue el fatal accidente en ruta 33

René Sánchez, de 28 años. estuvo internado en el Hospital Municipal tras un accidente en la ruta 33 hasta que su cuerpo dijo basta por las graves heridas.

El joven era una de las cinco personas que habían terminado hospitalizadas tras el choque, por el que tuvo traumatismos de cráneo y tórax y politraumatismos.

La colisión ocurrió el último domingo, cuando un Honda CR-V, que circulaba en sentido Tornquist-Bahía Blanca, y un Nissan Sentra, que lo hacía en forma opuesta, impactaron de frente.

Así terminaron los vehículos tras el fatal accidente en Ruta 33.

Consecuencia del impacto, María Medina , quien iba de acompañante en el vehículo conducido por Daniel Álvarez, falleció a los pocos minutos. 

En el Nissan, también debieron ser derivados César Washington Puente con traumatismo cerrado de tórax y fractura expuesta de tibia y peroné; Silvia Noemí Sánchez,con traumatismo cerrado de tórax y abdomen, y a una niña de 6 con fractura de fémur. Una bebé de ocho meses salió ilesa del trágico choque.