El muelle militar de la Armada Argentina en Ushuaia desde donde partió por última vez el submarino ARA San Juan hace seis meses y dos días, contará con una placa recordatoria de los 44 tripulantes que desaparecieron en el Mar Argentino junto con la embarcación, en noviembre de 2017.

La iniciativa sancionada el pasado miércoles por unanimidad en el Concejo Deliberante local, fue impulsada por el concejal del PRO Tomás Bertotto, quien la definió como “un homenaje necesario” y “un lugar para que los familiares puedan acercarse cada vez que lo necesiten”, según señaló en declaraciones a la prensa.

Berttoto, que mantuvo entrevistas personales con algunos de los familiares de la tripulación del submarino, reiteró su “compromiso” con la investigación del caso y anunció que impulsará una serie de actividades conmemorativas en la capital fueguina.

"Desde nuestro lugar haremos todo lo posible para recordarlos siempre. En este caso con una placa donde las familias puedan ir a llevarles una flor. Nuestro deber es el de asistir y contener a estas personas como solicitó el presidente Mauricio Macri”, enfatizó el edil.

El proyecto de resolución aprobado en la víspera le solicita al Ejecutivo municipal que “arbitre los medios para instalar una placa conmemorativa donde se haga referencia a que el Muelle Auxiliar de la Base Naval Ushuaia fue el último puerto desde donde zarpó el submarino ARA San Juan

Bertotto también recordó en las redes sociales las últimas comunicaciones de la tripulación del submarino, donde ya se detallaban las averías que presuntamente derivaron en el hundimiento de la embarcación.

Según el proyecto aprobado ayer, los hijos, madres, padres, esposas, novias, hermanos y hermanas de estas personas “merecen ser escuchadas y cuidadas como si fueran nuestra propia familia”.