Los documentos que están incorporados a la causa que instruye la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, revelaron que el ARA San Juan cumplía tareas de inteligencia sobre diferentes objetivos británicos.

Según público el periodista Andrés Klipphan, en Infobae, al capitán de Fragata Pedro Martín Fernández le ordenaron expresamente que espiara barcos y aviones británicos.

En tanto, la "Orden de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos", a cargo del capitán de navío Claudio Javier Villamide, bajo la numeración 04/17", fechada el 24 de octubre de 2017, indica que el ARA San Juan debía "obtener reconocimiento preciso y localización, identificación, registro fotográfico/fílmico" sobre "AERONAVES RAF 130 Y AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS" (aeronaves de guerra y de logística de la Real Fuerza Aérea). Al tiempo que la instrucción alcanzaba a varios buques ingleses, entre ellos el "BP CFL HUNTER", el "HMS CLYDE" Y el "FPV PROTEGAT".

Además, el reciente documento secreto que fue sacado a la luz tiene archivado que la orden de operaciones número 01/17 "C", fechada el 30 de junio de 2017, también le solicitaba al comandante del ARA San Juan alcanzar una serie de "objetivos" ingleses.

Por último, desde el Gobierno y la Armada creen que hay que esperar que la información se esclarezca al tiempo que los familiares de los 44 tripulantes no salen de su asombro.