Los "metrodelegados" cumplieron la tercera jornada de protesta contra el acuerdo paritario firmado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) liberando los molinetes en una de las cabeceras de la línea B del subte, que mañana paralizarán durante dos horas.

Los molinetes permanecieron liberados entre las 7 y las 9 de la mañana en la estación Juan Manuel de Rosas, en el barrio de Villa Urquiza, y la acción gremial fue calificada como un "éxito" por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), puesto que los trabajadores dialogaron con los usuarios sobre sus reclamos.

"Hablamos con ellos, les entregamos material informativo y se pudo compartir una mesa con café, té y jugo, que les ofrecimos para interiorizarlos sobre nuestra problemática", señaló el secretario de prensa de los "metrodelegados", Enrique Rositto.

El gremialista explicó que los usuarios se acercaron en particular por "dos tipos de consultas, en uno de los casos ofrecían su apoyo y manifestaban su inquietud respecto de si habrá cese de actividades los próximos días; y por otra parte los que no compartían la protesta, agradecían la metodología", que no implicó cortes del servicio.

Rositto añadió que hoy estarán "expectantes de la actitud del Gobierno de la Ciudad" por una eventual convocatoria, y de no ser así continuarán con el cronograma de protesta que incluye un paro mañana, de 5.30 a 7.30, en la línea B, que llega a Leandro N. Alem.

También habrá reuniones con los delegados de la línea C para definir nuevas protestas para la semana próxima, adelantó.

En el marco del mismo reclamo, ayer los trabajadores del subte paralizaron el servicio de la línea A, que une las terminales de San Pedrito y Plaza de Mayo, entre las 5.30 y las 7.30; en tanto el lunes liberaron los molinetes en la cabecera del barrio de Flores.

Fuente: Télam