El cuento del tío es una modalidad de robo que "no sólo ocurre en pandemia, sino las 24 horas, los 365 días del año y que la cuarentena no lo trajo como nuevo", explicó Héctor Muzzio, el especiliasta en Seguridad, en diálogo con crónica.com.ar, luego de que un estafador intentar timar a un hombre de La Plata con el argumento de que supuestamente había ganado un millón de pesos en un concurso, sin siquiera haber participado.

"Este tipo de delincuentes está en fase de pesca todo el año esperando que alguien de alguna u otra manera ciaga en esa ingeniería social que despliega", consideró Muzzio.

En ese sentido, el especiliasta detalló que la ingenieía social del delincuente es "mostrarse (metafóricamente) como una piel de cordero y, cuando se sacan esa piel de cordero, tienen puesta la del lobo, como todo delincuente y organización criminal que queire someter, mediante el ejercidio ilegal del poder, de hacer creer que el señor tenía para percibir, ya sea unos haberes o crédito que le otorgaron o un trabajo".

Tal como sucedió con el caso del hombre que aparentemente había ganado un millón de pesos y que había sido invitado a grabar una publicidad con el conductor Santiago del Moro, luego de salir ganador de un premio en el que nunca participó, el delincuente se muestra amigable y verosímil en su relato y luego emprende la segunda fase, en donde le quiere sacar información sobre cuál es el banco con el que opera, cuál es la sucursal más cercana que tiene y otros diversos datos personales.

"Cuando una persona cae pierde dinero y después mala sangre y en salud", afirmó Muzzio, quien sostuvo que los delincuentes se encargan de crear "espejitos de colores, distracciones y cortinas de humo, para que uno caiga en la trampa que ellos están tejiendo". "Te embrollan de una u otra forma la cabeza y por eso la desconfianza es la madre de la seguridad", sostuvo.

Muzzio, recomendó que siempre hay que ser desconfiados en estos casos y que ante la duda, la persona debe cortar el teléfono.

Las recomendaciones para no caer en el "cuento del tío"

 

Además, el especialista en Seguridad detalló que para no caer en el cuento del tío hay que hacer una serie de repreguntas necesarias para exponer la verdadera intención de un estafador: 

  • Ser desconfiado ante este tipo de llamados sospechosos.
  • Pedirle un número de teléfono al supuesto estafador.
  • Preguntarle su nombre, la empresa en la que trabaja.
  • Buscar la existencia de la empresa por internet.
  • Llamar a esa empresa y pedir hablar con un ejecutivo de cuenta para verificar si han mandado a esa persona a comunicarle lo que le está ofreciendo.
  • No brindar datos personales.

"Ahí uno se puede dar cuenta de que son una porquería de delincuentes, de malandras que etán llmando del otro lado", aseveró Muzzio.

En relación con las estafas y los cuentos del tío que ocurren durante la pandemia de coronavirus, Muzzio remarcó que existen diferentes "modus operandi" y que por eso, en cada situación particular del año, "el delincuente prioriza alguna modalidad" específica. Asismismo, el licenciado en Seguridad remarcó que las estafas "no son producto 100% de la pandemia, sino que siempre existió".

"La pandemia pudo haber incrementado esta situación en el sentido de que el delincuente se maneja en la calle normalmente y, cuando existe una cuerentena como la del año pasado, donde no había gente deambulando y demás, esto se traduce en una elevación de casos vía internet y por teléfono".

En el caso de las estafas sobre secuestros, Muzzio aseguró que "es uno de los delitos más horrorosos, porque están especulando sobre el ejercicio de la manipulación que tiene el secuestrado, y dicen que a tu ser querido y a tu ser amado lo van a lastimar, le van a cortar un dedo o una oreja. Entonces uno se representa esa situación y enseguida querés depositar o llevar el dinero que te están pidiendo al lugar indicado".

Por lo tanto, en llamados por supuestos secuestros, Muzzio subrayó que "lo importante es que la palabra afecto adelante es valerosa, pero en ese momento la valentía se va" y por eso, "hay que cortar el teléfono y tratar de ubicar al familiar de alguna otra manera, por otro teléfono alternativo o fijarse dónde está ese ser querido".

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos