Este miércoles por la tarde, dos fuertes sismos tuvieron lugar en Mendoza. Los temblores ocurrieron de forma tan consecutiva que incluso muchos llegaron a pensar que se trataba de un movimiento largo. El primero tuvo lugar a las 20 horas, 19 minutos y 48 segundos, y el siguiente apenas 50 segundos después, cuando todavía duraba el remezón del primero.

Según las primeras informaciones vertidas por el Instituto Nacional de Prevención Sísmica, el primer episodio tuvo una magnitud de 4.8 grados en Escala de Ritcher, mientras que el segundo fue de 4.9 (información sujeta a confirmación mediante estudio de un sismólogo).

Epicentro del temblor en el límite entre Mendoza y San Juan, a 9 kilómetros de Potrerillos.

El epicentro se ubicó a 26 kilómetros hacie el  oeste de Mendoza; y a 162 kilómetros hacia el sur de San Juan, a escasos kilómetros del epicentro que generase el terremoto en San Juan el pasado 18 de enero de este año. Por ello, el temblor se percibió en ambas provincias con distinta graduación en escala de Mercalli.

Por otra parte, se trató de temblores superficiales, con apenas 10 kilómetros de profundidad, lo que llevó a que fuese percibido con mayor claridad.