"No quiero tu piropo: quiero tu respeto": en la Semana Contra el Acoso Callejero, las mujeres hacen frente a una costumbre por años naturalizada y piden sentirse seguras en la calle. De la vereda opuesta, los hombres se quejan: "No todo es ofensivo", aseguran por lo bajo. Participá de la encuesta y contanos cuál es tu opinión.