El video de su violenta reacción dio vuelta por todos los medios y dieron nota de la locura que se vive en las calles. Sin embargo, la de este hombre no es circunstancial: ya tiene en su haber varios otras denuncias no sólo por lesiones si no, incluso, por robo.

Claudio Daniel Rímolo, el hombre en cuestión, alberga casi 20 años de causas judiciales sobre sus hombros y, de hecho, tiene por lo menos dos condenas por robo de autos. Su primer ilícito data del 4 de noviembre de 2004: un robo a mano armada a un diariero. Rímolo fue detenido tres días después y procesado con prisión preventiva. Fueron ocho meses de cumplimiento efectivo.

Cuatro años después, en mayo de 2008, Rímolo fue acusado de intentar robar un Fiat 147 estacionado sobre la calle Nicasio Oroño al 55, Caballito. Fue procesado por la Sala VII de la Cámara Criminal. En diciembre de 2006, en tanto, el taxista fue acusado por el delito de lesiones y quedó sobreseído con un fallo confirmado por la Sala V de la Cámara porteña.

LEÉ TAMBIÉN: "Relato salvaje" entre tachero y conductor en Villa Urquiza

En la provincia de Buenos Aires sus antecedentes van mucho más atrás. La primera causa en su legajo del Ministerio de Seguridad data de mayo del año 2000, un presunto robo en la jurisdicción de Lomas de Zamora. Tuvo otras dos causas, ambas en Dolores, por resistencia a la autoridad en 2007 y 2010.

En 2009, en tanto, el Tribunal Oral Criminal Nº1 lo condenó a tres meses de cárcel por otro intento de robo. Sin embargo, la condena fue finalmente más larga, poco más de un año, porque se unificó a la causa recientemente mencionada en Lomas de Zamora. Su último hecho en territorio bonaerense data de abril de 2014, una acusación de robo a mano armada, resistencia a la autoridad y abuso de armas que tramitó en la UFI Nº4 de Lomas Zamora. 

Al extenso prontuario se le sumó el testimonio de una ex jefa. La mujer le alquilaba el taxi a Rímolo para que lo maneje aunque la relación laboral duró apenas un mes. Es que el taxista chocó el auto, que quedó en destrucción total, pero le aseguró a su empleadora que lo habían chocado y huido. Mismo modus operandi que utilizó con su actual empleadora tras el incidente en Villa Urquiza.

Los dueños del auto le preguntaron si había tomado los datos del otro conductor para poder cobrar el seguro tras iniciar los trámites, pero él aseguró que no. Pero todo se develó cuando tras ser revisado por la ART se negó a darle cuidados médicos porque consideraron que las lesiones de Rímolo eran producto de una riña.

LEÉ TAMBIÉN: Nuevas imágenes de la brutal pelea entre el tachero y otro automovilista

Ver más productos

Santa Roselina, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Roselina

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos