@TrinityFlux

En la Villa 31 del barrio de Retiro, desde 2007 existe La Nuestra Fútbol Feminista, un espacio que reúne a más de cien mujeres, lesbianas, travestis y trans del barrio, que entrenan y piensan el fútbol y el deporte desde una perspectiva de géneros. 

"Enfrentamos en un principio que la cancha era únicamente de los varones y que la podíamos usa'. Y fuimos dando vuelta eso como colectivo, con la unión de las compañeras, fortaleciéndonos y entendiendo  las transformaciones son colectivas", contó en diálogo con este medio, Mónica Santino, directora técnica e integrante del colectivo feminista La Nuestra de la Villa 31

La Nuestra Fútbol Feminista (Foto: Facebook)

Aunque en el barrio también existen otros equipos de fútbol femenino, en este no sólo se practica como entrenamiento deportivo y técnico, sino como espacio colectivo para "canalizar la experiencia" y abordar las problemáticas que atraviesan a las mujeres que participan o son del equipo.

La Nuestra se convirtió en la única organización barrial que propone un espacio para la práctica del fútbol femenino, integrándolo al trabajo con perspectiva de género, convocando a mujeres para hacer un deporte en el que la mujer "no tiene la posibilidad de practicar" y desde esa propuesta, abordar temáticas relacionadas a los estereotipos de género, la salud sexual y reproductiva, como también  las violencias de género, las discriminaciones, el uso del tiempo libre, los placeres y los deberes, el lazo social y otras problemáticas.

Enfrentamos en un principio que la cancha era únicamente de los varones".

"Apostar a la construcción de ciudadanía, visibilizando la práctica del fútbol femenino en el barrio", es lo que esta organización feminista busca: la posibilidad de "construir colectivamente estrategias para que la práctica se sostenga y se multiplique".

"El fútbol feminista, es algo que empezamos a hablar a partir de la popularidad del feminismo en Argentina. El que veníamos practicando desde hace un montón de tiempo cobró otra visibilidad, ahora mirado desde una perspectiva de género", expresó Santino.  

Para Santino, este fútbol feminista que ella dirige técnicamente, empodera los cuerpos, les permite traspasar los límites de aquellos que antes les decían a qué podían jugar y a qué no.  "Es un fútbol que piensa no en aniquilar y matar al rival, sino que con él se juega, a ganar,  pero no es un enemigo. Es el fútbol que mira a las compañeras con horizontalidad, que permite cambiar nuestras vidas y mirarlas desde otro lugar", contó la DT.  

La Nuestra Fútbol Feminista (Foto: Facebook)

"A todo este proceso que vivimos con estos cambios en las pibas es lo que llamamos feminista", dijo Santino y agregó:  "Desde este feminismo villero,  en el cambio del empoderamiento a las mujeres y en el ejercicio de derechos, es que nosotras formamos este equipo". 

El equipo, debe enfrentarse a las adversidades propias contra las que luchan las mujeres en un mundo absolutamente  patriarcal. "Ser mujeres, con lo que cuesta derrotar una cultura patriarcal, con lo que cuesta sostener un proyecto de estas características, a esas adversidades nos tenemos que enfrentar. El lugar de entrenamiento, la falta de material deportivo, de una atención médica antes las lesiones. Todo lo hacemos con mucho esfuerzo, con mucha pasión,. con mucha militancia y prácticamente sin recursos. esa es la adversidad más fuerte. Y después todo lo que todavía hay que cambiar culturalmente", dijo.  

Santino es "optimista", como colectivo cree que hay muchas cosas que cambiaron y que se tansformaron en poco tiempo, por lo que aseguró que "vamos en un camino donde esa transformación y ese ejercicio de derechos va a ser absoluto". 

 "A ser mujeres, a derrotar a una cultura patriarcal, a sostener un proyecto de estas características, a esas adversidades nos tenemos que enfrentar".

En el barrio las problemáticas son muchas, la pobreza es la más evidente y resignificada en la lucha diaria a la que se enfrentan todos los días, para poder comer y para poder subsistir. Sumando a la estigmatización y  a "la mirada prejuiciosa del resto del barrio". 

"La expectativa de vida de las compañeras trans que es muy corta, la prostitución que parece como la única vía de subsistencia, a todo eso se lo enfrenta con más comunidad, con más unión, con más cooperatva de trabajo y con una inserción en la vida digna", expresó Santino.  

El martes, la organización barrial recibió a la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta,  quien visitó el barrio junto a la secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad, Cecilia Merchán; Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad y Pilar Escalante, subsecretaria de Políticas de Igualdad.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, en La Nuestra Fútbol Feminista en la Villa 31

"La pata del Estado es necesaria para sostener nuestros proyectos a largo plazo y que no sólo se sostengan  con el cuerpo de las compañeras militantes", dijo Santino en referencia a la visita de la ministra. 

"Hay que combatir por ejemplo,  todo lo que tiene que ver con la exclusión social y todo lo que lleva a una persona trans a vivir fuera del sistema. Hay que encarar un trabajo desde distintos puntos de vista. Entendemos que no hay soluciones mágicas sino que en este estado de cosas la situación social se va a dar vuelta en el vínculo entre organizaciones sociales y el Estado", aseguró.  

Con la ministra recorrieron el Comedor Diversidad Trans Villera, que brinda asistencia alimentaria a travestis y trans, pero donde además, se organizan en función de la inserción laboral, el acceso a la vivienda, la educación y a la justicia.

"En nuestros doce años de historia nunca una ministra o un funcionario público vino a visitarnos al barrio para que pensemos en conjunto qué políticas públicas podemos construir, que sean reales y concretas, para transformar la vida de mujeres y erradicar la violencia de género", afirmó la DT de fútbol. 

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, en La Nuestra Fútbol Feminista en la Villa 31

"Desde el ministerio tenemos una mirada muy importante vinculada al territorio. Entendemos que para el diseño y la elaboración de las políticas públicas necesitamos tener capacidad de escucha sobre las distintas necesidades. La Villa 31 implica poder conocer el trabajo que vienen realizando distintas organizaciones y acercarnos a las interseccionalidades de la identidad de género, la pobreza estructural, la diversidad sexual y las migraciones. De ese modo entendemos que podemos pensar en las desigualdades en materia de acceso a la salud, vivienda, trabajo, deporte y educación y comenzar a transitar un camino hacia mayores estándares de igualdad y justicia en nuestro país", señaló Elizabeth Gómez Alcorta.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos