Cursos de alfabetización, una Oficina de Trabajo e Inmigración, y por supuesto, toda la asistencia médica necesaria a generaciones y generaciones de inmigrantes gallegos: El Centro Gallego desde sus comienzos ayudó a la colectividad en todas aquellas dificultades a las que se tenían que enfrentar desde el momento en que pisaban territorio argentino. Si bien el espíritu de cooperación social era muy fuerte, el Centro no pudo luchar contra las diferentes crisis económicas que atravesó Argentina en este último siglo. De esta manera, miles de afiliados vieron venirse abajo este lugar tan significativo para tantas familias que depositaron sueños y esperanzas allí. 

Pasaron 20 días de la firma del contrato por el cual se acordó en asamblea de representantes cederle la gestión del hospital de la entidad por los próximos 30 años a BASA. Este martes, luego de 112 años de su fundación, fue la reapertura con un concurrido evento y corte de cinta, el histórico edifico de Avenida Belgrano al 2199 para volver a darle la excelencia médica y el esplendor que supo tener, asumiendo el compromiso de asistir a los miles de asociados y 360 empleados. 

Cuando un inmigrante bajaba del barco, lo primero que le decían era "diríjase al Centro Gallego". Fue en mayo de 1907 cuando se reunieron representantes de varias asociaciones gallegas en la calle Alsina 946 y firmaron un Acta de Fundación. En este se establecía que la misma respondía al objetivo de “...llenar las necesidades de que completamente carece nuestra colectividad”.

La sede central se encuentra en Avenida Belgrano al 2199 (Crónica/Fernando Pérez Re).

Familias enteras fueron atendidas en las amplias habitaciones donde también muchos otros perdieron la vida. Columnas inmensas y pasillos anchos que esconden miles de historias que esperan nunca ser olvidadas. Y sueños y esperanzas que se vuelven a despertar luego de la noticia de que el Centro Gallego selló contrato con BASA y Grupo Olmos para comenzar a trabajar de inmediato en los arreglos de la histórica institución.

Finalmente llegó el día en que el edificio de Avenida Belgrano volviera a abrir las puertas, lugar en el que solo basta pasar por sus puertas para ver ese hall que habla de su grandeza realmente. Directivos de BASAGrupo Olmos, representantes del gobierno Nacional, del Ministerio de Desarrollo de la Nación y del gobierno de la Ciudad como también afiliados históricos, médicos y empleados de todas las áreas, presenciaron el momento tan esperado para toda la comunidad. Con un corte de cinta y descubrimiento de una placa de inaguración, dieron inicio al evento de reapertura en el gran salón principal de la planta baja del edificio.

Al evento asistió Grupo Olmos y BASA (Crónica/Fernando Pérez Re).


La doctora Alicia Canga, Gerente Médica de BASA, fue la primera en dirigirse a todo el público.  "Los invito a pensar en el presente y construir el futuro, a devolverle a estas paredes el esplendor. Los invito a trabajar para darle a esta casa el lugar de excelencia del que nunca debió haber salido. Los convoco a bregar por una medicina de calidad, centrada en el paciente. Nuestros valores y el de ustedes serán inquebrantable. Trabajar y no claudicar en pos de la equidad y acceso a la salud, en pos de la excelencia medica, y sobre todo siempre recordar ponerse en el lugar del otro", indicó la doctora en su discurso que fue ovacionado por todos. 

Al evento asistió Grupo Olmos y BASA (Crónica/Fernando Pérez Re).

La Doctora Inés Crestar, se presentó como representante de los asociados, recordó momento difíciles por los que pasó la institución como también agradecio a la empresa por hacerse cargo y comenzar a escribir una nueva página en la historia del Centro Gallego.   

"Es un largo camino el que recorrimos, cumplimos muchas metas, fallamos en muchas otras, nos faltan muchas más. Es un dìa de sentimientos encontrados, tristeza porque tuvimos que tomar decisiones muy difíciles a las que nunca hubieramos querido llegar. Alegría y esperanza en BASA y Grupo Olmos que con todo respeto han ofrecido a esta institucion la habilidad para su recupero", indicó la mujer. 

También se refirió a tiempos pasados de lucha y trabajo para mantener de pie el Centro: "Aqui están nuestras raíces, aquí está el espíritu de los gallegos oriundos, de corazòn, y argentinos de pertenencia que nos precedieron. Creo que todos juntos hoy dijimos que no nos vamos a ir nunca del Centro Gallego. En este momento, aquí y ahora, todos, estamos depositando en estas paredes, para siempre, los ideales, la tradición, el honor y el corazón de los gallegos. Esperanza para seguir, a todos los que estuvimos luchando y vamos a seguir peleando para que esto sea lo que fue".

Las habitaciones tienen equipamiento de última generación (Crónica/Fernando Pérez Re).

Raúl Olmos, CEO y fundador de Grupo Olmos, expresó su compromiso con la institución. "Recuerdo con mucho afecto el día de la asamblea que todos votaron el gerenciamiento y que uno, a los gritos, me decía 'por favor, cuidennos'. Nos compromete a todos, es mucho más que un simple desafío, estamos muy comprometidos a cuidarlos, a que se sientan retribuídos por el gesto que han tenido con nosotros. Vamos a reconstruir la institución más importante de la República Argentina".

Además, no dejó de agradecer a su familia y al interventor de BASAMartín Moyano. "El me decía 'la verdad que sos valiente', y la verdad que tengo que decir que sí, que soy valiente. Pero porque no estoy solo, me acompaña mi familia en cada uno de los emprendimientos que encaro. Mi señora esposa, Sonia, que siempre me dice 'dale para adelante, yo te apoyo' y mis tres hijos que están vivos y se están formando para seguir el camino marcado por el padre y mi otro hijo que desde el cielo, Leandro, me acompaña en cada uno de los emprendimientos".

Finalmente, Olmos se refirió a todo el nuevo equipamiento con el que ya cuenta y contará el Centro Gallego. "Contamos con equipamiento de última generación, con camas de cirugía, mesas de anestesia, respiradores, las terapias armadas, monitores de última generación, respiradores. Estamos buscando lo mejor de lo mejor para que el sistema de salud llegue al nivel de excelencia".

Raúl Olmos junto a su mujer Sonia y Sergio Cassinotti de PAMI (Crónica/Fernando Pérez Re).

Y agregó: "Para esto también necesitamos que todo el personal, las 360 personas que han padecido durante todo este tiempo tantos problemas, y que hoy iniciamos este camino, que confíen y nos acompañen. Que demos vuelta la página, que sanemos las heridas, estamos para ayudarlos y que podamos ver al futuro con optimismo. Es un día fundacional, el día de iniciar una nueva historia, un nuevo camino en el cual necesitamos de todos y cada uno de ustedes para que hagamos una gran institución".

Sergio Cassinotti, titular de PAMI, habló en exclusiva con Crónica en el evento de reapertura y aseguró que: "Es un día de gran alegría para nosotros. Estuvimos desde PAMI apoyando mucho estos últimos dos años la reapertura del Centro Gallego. El desafío que BASA toma este momento es fantástico para nosotros, tenemos una necesidad de camas. Contar con un centro de esta magnitud, donde rápidamente 40 mil de nuestros beneficiarios se van a estar atendiendo permanentemente, es una necesidad que teníamos". 

Con respecto a BASA, Cassinotti indicó que "es un grupo poderoso, que está muy acostumbrado a gestionar la salud. No es que llega un improvisado a hacerse cargo, llega un grupo que lleva años en la salud y el mercado argentino que conoce perfectamente lo que tiene que hacer y lo va a hacer indudablemente. Dentro de poco estamos asignando 40 mil pacientes y en poquito tiempo va a haber cerca de 100 mil".


Además, aseguró que ese mismo día se comunico con Macri quien envió saludos y las felicitaciones. "El presidente estaba muy contento y me pidió que les enviara a toda la gente de la colectividad gallega las felicitaciones, sabe que es una fuente de trabajo que se abre. Tener mas de 300 camas implica un volumen grande de personal y nos da alegría a todos nosotros y a él que estaba muy preocupado por este lugar", finalizó el titular de PAMI. 

Historia de solidaridad, trabajo y generosidad invitan a BASA, Grupo Olmos y a todo el personal y asociados a continuar trabajando con los mismos valores e ideales fundacionales de este histórico lugar que espera resurgir y volver a ofrecer un servicio de excelencia. 

El evento de reapertura fue muy emotivo para todos los invitados (Crónica/Fernando Pérez Re).

Ver más productos

San Juan Carlos Comay, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Juan Carlos Comay

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos