El hermano de uno de los navegantes desaparecidos a bordo del buque pesquero Rigel denunció que la embarcación "tenía problemas eléctricos, pero no les importó y salieron igual", a la vez que cuestionó la "falta de controles".

Mario Mieres, hermano de Luciano, quien se encuentra desaparecido junto a ocho de sus compañeros, afirmó que "el barco tenía problemas eléctricos y de motor" y que la tripulación "no quería salir porque no andaba bien" la nave.

Al respecto, afirmó que "el buque tenía problemas eléctricos y no llamaron a un especialista, ellos nomás lo arreglaron y salieron igual".

"No les importó la vida de mi hermano y de los demás, salieron igual", insistió Mieres a Radio Dos de Corrientes, a la vez que denunció que "no hay controles".

Además, detalló que el buque "tenía que salir una semana antes, pero no lo hicieron por el problema eléctrico. Ellos mismos se encargaron del arreglo y ni siquiera viajó el electricista que tenía que viajar".

Mieres detalló que su hermano Luciano y el otro tripulante correntino que también está desaparecido, Rodrigo Blanco, son oriundos de la localidad de Empedrado y "eran muy amigos, se conocían desde el jardín de infantes".

El joven, también navegante, afirmó que aún no sabe nada del paradero de su hermano. "Preguntamos en Prefectura, pero no saben nada", a la vez que agregó que "la situación es preocupante, queremos respuestas"

Prefectura desmiente las acusaciones

El jefe del Servicio de Tráfico Marítimo de la fuerza, Carlos Alfredo Villarreal, aseguró que "Prefectura realiza en forma permanente y periódica inspecciones y el barco estaba con certificado habilitado para navegar." "El Rigel tenía todos los certificados habilitantes" para navegar, según la Prefectura Naval", agregó. 

Por otro lado, dijo que se realizarán "todos los esfuerzos disponibles para dar con el barco" y que aún se está en la búsqueda de la balsa salvavidas que tiene capacidad para albergar a los tripulantes.

En tanto, la Armada Argentina informó que la Corbeta ARA Granville, el Transporte ARA Bahía San Blas y la aeronave Beechcraft King Air (B200 M) Marítimo, se encuentran en el área de búsqueda.

El pesquero Rigel zarpó de Mar del Plata e hizo el último contacto el viernes pasado mientras navegaba a 220 kilómetros de la ciudad chubutense de Rawson.

Durante sábado pasado los rescatistas hallaron el cuerpo del capitán de la embarcación, Salvador Taliercio, en tanto que el resto de la tripulación continúa desaparecida.
 

Fuente: Télam