El juez federal Gustavo Villanueva aceptó la extradición a Chile del dirigente de la comunidad mapuche Facundo Jones Huala y tras conocerse la decisión hubo incidentes en las puertas del juzgado.

La policía resistiendo en medio de los incidentes.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que custodiaba el edificio, lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes que golpearon con palos las vallas colocadas en el lugar. 

El juzgado destruido luego de los incidentes.

En Chile, se acusa a Jones Huala de haber participado en un incendio ocurrido en Pisu Pisué el 9 de enero de 2013, de la tenencia ilegal de armas caseras y el ingreso irregular a ese país.

El momento de los incidentes