Mauricio tenía 22 años y era intensamente buscado en la Laguna de los Padres.

El cuerpo sin vida del joven kayakista de 22 años que estaba desaparecido desde el domingo en la Laguna de los Padres fue encontrado este lunes, en medio del operativo de búsqueda implementado en forma conjunta por personal de bomberos y de la Prefectura. A primera hora de la mañana, efectivos de bomberos de la provincia de Buenos Aires, buzos de Prefectura y rescatistas habían retomado la búsqueda para dar con Mauricio Zuñiga, quien cayó al agua junto a dos amigos, luego de que se diera vuelta el kayak en el que navegaban.

Sus compañeros pudieron nadar hasta la orilla pero el joven nunca salió a la superficie. Cerca de las 10.30 los buzos encontraron el cuerpo sin vida del joven en la misma zona donde fue el accidente. El hallazgo se produjo en la “zona de los postes” de la laguna, donde finaliza la pista de remo y donde la profundidad del agua es de unos tres metros.

El cuerpo de Zuñiga fue trasladado desde la orilla hacia otro sector del espejo de agua con el bote semirrígido del cuartel de bomberos de Sierra de los Padres, hasta que finalmente fue retirado. En el lugar estaban presentes los padres y los amigos de Zuñiga, que vivieron momentos de dolor y consternación al conocer la noticia.

Uno de los rescatistas declaró a un medio local que “el padre del chico vio todo desde tierra y se metió desesperado a la laguna para intentar sacarlo. Pero el chico no volvió salir a flote”. Fuentes de la investigación indicaron que además el kayak ofrecía capacidad para una sola persona. El viento y el peso de los ocupantes habrían provocado que la embarcación se diera vuelta y se produjera el accidente.

El intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, lamentó el trágico episodio y el hecho que se repite, a pesar de las prevenciones tomadas por el municipio que tiene como cabecera a Mar del Plata, porque “la gente a veces hace cosas que no tiene que hacer”.