Por Fernando Costoya

fcostoya@cronica.com.ar

 

En mayo de 2015, Ayelén Norali Núñez Camino fue a retirar el DNI en el Registro Civil de Mar de Ajó, Partido de la Costa, donde había iniciado el trámite para cambiar su vieja libreta verde por el nuevo DNI tarjeta.

Pero al llegar le informaron algo que nunca habría imaginado: su documento había sido renovado por otra persona. Ayelén se puso a investigar y descubrió que durante 13 años compartió su número de DNI con una mujer de nombre Eva.

Ahora, tras innumerables trámites y reclamos, desde el Registro Nacional de las Personas ( Renaper) le informaron que su número de documento de toda la vida -que figura en su partida de nacimiento- se lo asignaban a la mujer en cuestión, mientras que a ella le otorgaron otro número.

"Me dijeron que fue por un error humano, pero ni en el Registro Civil de Avellaneda, donde me anoté, ni en el Renaper se hacen cargo y se culpan mutuamente", afirmó a Crónica, Ayelén, quien sigue a la espera de que alguien se haga eco de su justo reclamo.

De buenas a primeras, ese número que recordamos a la perfección, y que escribimos cientos o miles de veces a lo largo de nuestra vida, cambia por uno nuevo. No totalmente diferente, claro, porque el documento que el Renaper le asignó a Ayelén cambia únicamente en los últimos tres números.

"El documento de identidad es como el nombre para uno. Que me hayan cambiado el número me genera malestar e incertidumbre como persona. Me molesta, me jode y me bajonea. Es muy injusto", asegura Ayelén.

De acuerdo con lo que pudo indagar la damnificada, la cadena de irregularidades comenzó en el Registro Civil de Avellaneda, donde la anotaron con un número de documento terminado en 720, que no era correlativo con las actas anterior y posterior.

En 2004 le otorgaron su número de DNI a Eva. Sin embargo, en el acta de nacimiento de dicha mujer figura un número de documento terminado en 501. Precisamente el que ahora le asignaron a Ayelén. Es decir, hicieron un trueque.

"En el Renaper argumentan que es por un tema de correlatividad que a ella le corresponde el número y además fue anotada antes que yo. Pero ella hace 13 años que tiene mi DNI y nadie me dijo nada. En 2007 renové el documento, a los 16 años, e incluso en 2011 voté, y nunca saltó nada", se lamenta Ayelén, quien posee toda la documentación que avala su reclamo.

En el medio, infinidad de datos llamativos. En los registros de Anses, el documento único con el que fue inscripta Ayelén pertenece a dos personas -aunque el CUIL es diferente-. En el padrón electoral de 2015, con el nombre y el documento de Ayelén, aparecía el rostro de otra mujer, presuntamente Eva.

En el acta de nacimiento que figura en La Plata -la otra está en Avellaneda- el número de DNI de Ayelén tiene salvado los 3 últimos números y el "720" fue reformado por "501".

"Quiero seguir el trámite, pero un abogado conocido me cobra 5.000 pesos por presentar un recurso de consideración ante el Renaper y otros 80.000 pesos por entablar una demanda judicial, y yo no tengo esa plata", sostiene y completa: "Dicen que es un error humano, pero no me dan una explicación precisa y nadie se hace cargo".