La crisis en Venezuela es seguida de cerca por el mundo. Mientras el Presidente Nicolás Maduro advierte que el pueblo ya está armado y varios países europeos reconocen la legitimidad de Juan Guaidó, las redes sociales son escenario de cruces entre quienes defienden a uno y a otro. En Argentina, Catherine Fulop hace una férrea defensa de su país en contra de Maduro.

"Fulop, antes de hablar, tiene que estudiar mucho", escribe la periodista y columnista de Crónica, Alicia Barrios, en respuesta directa a los mensajes posteados por la actriz venezolana. Y es que, es uno de sus últimos posteos, Fulop apuntó directamente contra el Sumo Pontífice: "El Papa teme por un 'posible' derramamiento de sangre en Venezuela… Es decir, toda la que ha derramado y sigue derramando este régimen no es sangre, ¡es jugo de fresa!. ¿Hasta cuándo el Vaticano se sigue colocando del lado de los viles? ¿Hasta cuándo tanta permisividad con los genocidas?", escribió furiosa. 

TE PUEDE INTERESAR:  Catherine Fulop furiosa con el Papa

Amiga cercana de Francisco y conocedora de sus obligaciones como guía de la Iglesia, Alicia Barrios escribió unas líneas dedicadas directamente a la actriz venezolana:

Catherine Fulop, la actriz venezolana-argentina, de quien desconozco su religión, debería tener en cuenta que el mundo es la reunión de 125 naciones. De siete mil millones de habitantes, más de 1.200 millones son católicos. Miembros del cuerpo místico de Cristo que es la Iglesia católica.

Ella debería saber que el Papa es el jefe espiritual de la Iglesia católica. También la máxima autoridad del Estado Vaticano. Desde ese lugar no puede inmiscuirse en los asuntos internos de ningún país. Ese es un principio del derecho internacional. Sin duda, Fulop, antes que hablar tiene que estudiar. Mucho. Su Santidad como jefe universal de la Iglesia católica debe prescindir de las cuestiones de sectores partidarios o regímenes políticos de cada nación.

La periodista Alicia Barrios, durante la presentación de su libro. 

Fulop, hay que leer, informarse, hablar con autoridad, no por boca de ganso. El Papa está obligado a atender la vida espiritual de todos los habitantes, sean del país que sean. La vida espiritual de los venezolanos está exacerbada por conflictos internos que ellos mismos provocaron a lo largo de la historia. Ellos los deben resolver. Nunca es tarde para aprender, Fulop. Siempre se está a tiempo. El jefe espiritual de los católicos no puede tomar partido por unos u otros. Claro que no. Está para compartir su sufrimiento e invitarlos al diálogo.

No se trata de Maduro o Guaidó. Fulop, hay que ser instruida. No se trata de una puesta en escena, una cirugía estética. Es un tema serio. Gravísimo. Es ridículo que le pidas al Papa que respalde a uno o a otro. Más allá de Maduro o Guaidó están los segmentos del pueblo de Venezuela. Quienes se enriquecieron con esfuerzo y trabajo. Muchos otros como resultado de la corrupción. Un país muy corrupto.

Por otro lado, los pobres que estuvieron sumergidos durante décadas, sin acceso a medios culturales para salir de la pobreza. Los nuevos ricos producto de la corrupción de la década chavista tienen sus capitales en el exterior. No son partes del conflicto de poder. El Papa se dirige a todos. Sufre por ellos y les dice que el todo es superior a las partes y la realidad es superior. Fulop, tal vez no entiendas de qué hablo, pero si estudiás vas a entender porque no se puede opinar desde la ignorancia. No sería bueno que el jefe espiritual de los católicos cediendo a lo que pretende una parte dijera "estoy con esto o contra esto".

Por eso es irresponsable, grosero, gratuito que vos, Fulop, o cualquier otro quieran poner al Papa una de las camisetas en conflicto.

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos