El operativo que distintas fuerzas federales de seguridad llevaron adelante desde esta madrugada en la zona del Lago Mascardi en Bariloche, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, finalizó cerca de las 11 con el desalojo de la comunidad mapuche que habían conformado allí el Lof (Lafken Winkul Mapu) y la detención de varios de sus integrantes. 

Del procedimiento, realizado con la presencia del juez federal Gustavo Villanueva, participaron más de 300 efectivos de Policía Federal, de Gendarmería Nacional, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y de Prefectura Nacional, que actuaron por tierra y, además, utilizaron motos de agua, botes semirrígidos, y helicópteros con drones.

En tanto, cerca de las 11, varias de las personas que se encontraban en el asentamiento eran trasladadas, detenidas, hacia distintas dependencias de fuerzas de seguridad en Bariloche, mientras que en el predio desalojado quedó desplegado un fuerte operativo de custodia, del mismo modo que frente a la sede del Juzgado Federal, en pleno centro de la ciudad. 

Por otro lado, representantes mapuches anticiparon que en las próximas horas ofrecerán una conferencia de prensa y denunciaron que “no se intentó ninguna otra solución que no sea el desalojo”, y aseguraron que la comunidad había expresado predisposición para participar de “una mesa de diálogo y de trabajo”

Como consecuencia de la finalización del operativo, que había comenzado cerca de las 5.30, a las 11 quedó liberado el tránsito en la ruta nacional 40, que había quedo interrumpido por las propias fuerzas federales de seguridad, lo que ocasionó una gran concentración de vehículos a ambos lados de la comunidad. 

El pasado 14 de septiembre, un grupo de unos 30 mapuches, que junto a sus familias suman unas 70 personas, se instaló en la costa del Lago Mascardi, en el oeste de Río Negro, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, a 30 kilómetros al sur de Bariloche, y creó la Lof (comunidad) Lafken Winkul Mapu.

Fuente: Télam