Luego de jugar un partido en Salta, el joven se fue a tomar el colectivo y, mientras lo estaba esperando en la parada, fue sorprendido por delincuentes que lo atacaron y le robaron los botines. Al llegar al entrenamiento, les contó su dolor a sus amigos y su preocupación por no poder pagar unos nuevos. El gesto que tuvieron sus compañeros se volvió viral. 

Oscaldo "Copita" Copa, quien vive con muy bajos recursos junto a su madre y sus 7 hermanos en el barrio Juan Manuel de Rosas, sueña con jugar en primera y pensó que su deseo había acabado cuando tres sujetos le robaron el bolso de entrenamiento, donde llevaba sus botines casi nuevos dentro.  

El bolso también tenía su celular y campera. Sin embargo, el joven sólo se manifestó preocupado por no poder jugar al fútbol sin sus botines. Al ver el dolor en los ojos del chico, sus amigos tuvieron un noble y emocionante gesto: le regalaron unos nuevos. 



"Me fui con bronca a mi casa, los botines tenían poco uso. Estoy eternamente agradecido con mis amigos, se los voy a pagar jugando al fútbol y no bajando los brazos. Cuando recibí los botines no lo pude creer, no aguanté la emoción y me largué a llorar. No esperaba una sorpresa así", contó "Copita" a El Tribuno. 

Sus compañeros realizaron "una vaquita", compraron un nuevo par y lo grabaron mientras le entregaban la sorpresa. El video que muestra la emoción y agradecimiento del chico por el regalo se viralizó en las redes sociales. El archivo llegó hasta a una marca de ropa deportiva, la cual decidió enviarle al joven más indumentaria. 

En tanto, uno de sus amigos, Cristian, manifestó: "Sabíamos que a le afligía mucho lo que pasó, los botines son como una parte de su cuerpo. Quisimos verlo feliz".