Autoridades judiciales cercaron el terreno del Hospital Posadas de Morón, donde el viernes fueron hallados restos óseos. A raíz del increíble descubrimiento, medidas investigativas se llevarán a cabo en el predio donde funcionó un centro clandestino de detención de la última dictadura.

"Las autoridades del hospital instruyeron al equipo jurídico para efectivizar la denuncia ante la Policía Federal y ante el juzgado de turno, quienes inmediatamente se acercaron a lugar y cercaron la zona”, dijo Gabriela Vázquez, integrante del Servicio Jurídico del Posadas.

Por su parte, la Dirección de Derechos Humanos del Hospital Posadas confirmó el martes que el hallazgo se concretó en un sector próximo al centro clandestino de detención, tortura y exterminio conocido como “El Chalet”.

"Este hecho confirma la necesidad de avanzar en la investigación de todo el perímetro lindero a El Chalet, tal como se sostiene desde este espacio hace tiempo”, añadió Vázquez. Además, invitó “a todos los organismos de derechos humanos a sumarse a nuestra tarea para garantizar una investigación acorde a nuestro reclamo histórico de Memoria, Verdad y Justicia”.

El lunes, mediante un comunicado, la Dirección del hospital dio cuenta del hallazgo en el sector del predio lindante con la calle Cacique Catriel, donde trabajadores contratados para construir un centro comunitario descubrieron “elementos de probable origen óseo”.

La denuncia quedó asentada en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 1 de Morón, a cargo del juez Martín Alejandro Ramos y se notificó también al Archivo Nacional de la Memoria, la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense y el Equipo Argentino de Antropología Forense.

"El lugar está resguardado y la orden es mantenerlo en esas condiciones a la espera de las medidas judiciales que sean pertinentes”, señaló Vázquez.

Durante la última dictadura cívico militar, por el centro de detención clandestino “El Chalet” pasaron trabajadores y vecinos de la zona que aún están desaparecidos. "El Chalet” estaba a cargo de represores del grupo de tareas autodenominado SWAT y coordinado por el subcomisario Ricardo Nicastro, de la Policía Federal.

En 2011, el Tribunal Oral Federal 2 juzgó parte de los hechos y condenó por crímenes de lesa humanidad cometidos en el posadas al dictador Reynaldo Bignone a 25 años de prisión, a Luis Muiña a 13 años y a Hipólito Mariani a ocho años de prisión.

Por otra parte, el juez federal Daniel Rafecas instruye otro tramo de la investigación por delitos del terrorismo de Estado cometidos en el Posadas, en el marco de la causa del Cuerpo I de Ejército.

 

Fuente: Télam