El nombre John Wayne es sin dudas un sinónimo de orgullo para el pueblo estadounidense, ya que este actor ha sido un símbolo de las películas de western y acción que enaltecieron la alfombra roja de Hollywood. Sin embargo, otro sujeto, John Wayne Gacy, fue todo lo contrario, ya que el denominado "Payaso asesino" del estado de Illinois, es hasta el día de hoy uno de los más reconocidos asesinos seriales de la historia dejando el tendal de 33 jóvenes muertos (de 14 a 21 años), de los cuales los cuerpos de la mayoría de ellos fueron encontrados enterrados en el jardín de la casa del criminal.

La infancia de Gacy no fue para nada sencilla ya que fue golpeado y abusado por su padre, John Stanley Gacy, un alcohólico y maltratador, quien también hizo lo propio con su esposa y otros hijos. Además, un amigo de la familia también abusó de John cuando éste tenía nueve años, secreto que nunca fue revelado a sus padres.

John Gacy atravesó una dura adolescencia (Archivo).

Cansado de las diferencias con su familia, Gacy decidió probar suerte en la ciudad de Las Vegas, donde comenzó a trabajar en una casa de velatorios, donde preparaba y embalsamaba los cuerpos, con lo cual adquirió una importante fascinación por la muerte y los cadáveres. Aunque meses más tarde, volvió a la ciudad de Chicago donde se inscribió y se graduó en la Northwestern Business College, tras la cual comenzó a trabajar en la Compañía de Zapatos Nunn-Bush donde llegó a ser un eficiente empleado.

Gacy se casó dos veces y tuvo dos hijos (Archivo).

En su "camino normal" que llevaba en la vida conoció a una mujer llamada Marlynn Myers con quien se casó, tuvo dos hijos y se mudó al estado de Iowa, donde dirigió parte de las franquicias de su suegro desde 1964.

Si bien la vida cotidiana de Gacy parecía ser común, el demonio que llevaba en su interior estaba vivo y a punto de salir a la superficie, ya que en su rol de padre y esposo existía un lobo camuflado con piel de cordero que buscaba saciar su sed de sangre con algún joven, aún escondiendo su posición gay que nadie conocía hasta ese momento.

Abuso sexual de uun joven

En 1968, aquel matrimonio con Myers se terminó tras ser declarado culpable por abuso sexual a menores (Donald Voorhees de 15 años) y tuvo una sentencia a 10 años de prisión, pero después de 18 meses recluido en la penitenciaría estatal de Anamosa, salió en libertad condicional en 1970, por buen comportamiento.

Tras dejar el presidio decidió volver a Illinois para "comenzar una nueva vida", pero los demonios lo siguieron a todas partes. Compró una vivienda en la zona de Norwood Park Township e incursionó en el mundo de la construcción en 1971 y se volvió a casar, esta vez con una joven llamada Carole Hoff, aunque la unión duró pocos años.

Una pantalla para encubrirse

Gacy creó una ficticia imagen de seriedad al involucrarse en la política local como miembro del Partido Demócrata, en el cual se convirtió en vocal de mesa (existe una foto suya con la primera dama, Rosalynn Carter en 1978). Además, apareció en escena su mejor fachada ante la sociedad, creó el personaje "Pogo, el payaso", con el cual se disfrazaba de clown y atraía a niños y adolescentes con obras de beneficencia y ayuda a la comunidad local.

Rosalynn Carter junto al "payaso asesino" (Archivo).

Sin embargo, detrás de ese maquillaje y disfraz de payaso apareció en toda su inmensidad la figura de un violador y asesino de jóvenes.

La primera víctima fatal del "payaso" fue Timothy McCoy (16 años), a quien encontró en una estación de micros y convenció para que vaya a dormir a su casa, en la cual le asestó varias puñaladas en el pecho y confesó tiempo más tarde "haber tenido un orgasmo" al ver cómo la sangre abandonaba el cuerpo de la víctima.

Muertes masivas

Más tarde, llegaron las muertes de John Butkovitch (17), en 1975, Mike Rossi (16), Darrell Sampson (18), Randall Reffett (15), Samuel Stapleton (14), Michael Bonnin (17), William "Billy" Carroll (16), James Haakenson (16), Rick Johnston (17), Michael Marino (14), Kenneth Parker (16), William Bundy (19) y Gregory Godzik (17), durante 1976.

Algunas de las víctimas de "Pogo" (Archivo).

El modus operandi de "Pogo, el payaso" era siempre el mismo: engañaba a los jóvenes con alcohol, drogas, películas porno o el falso ofrecimiento de trabajos. Tras llevarlos a su casa, los dormía con clorofomo, ataba, torturaba, violaba y estrangulaba con una soga o cinturón. Al morir, la mayoría de las víctimas eran enterradas en su garaje o jardín trasero.

Uno de los libros que tocaron el tema.

Entre 1976 y 1978, año en el que fue descubierto el accionar de Gacy, ocurrieron al menos 16 crímenes más, por lo que la policía estadounidense entró en el "ojo de la tormenta" ya que eran varios los jóvenes desaparecidos en el estado, y no había ninguna respuesta concreta por parte de los agentes del orden a las familias de la víctimas.

La casa donde ocurrieron los hechos (Archivo).

Todo parecía indicar que Gacy era el "asesino perfecto", hasta que en 1978 su coartada se cayó a pedazos y sus planes fueron descubiertos. En diciembre de ese año, Robert Piest (15 y última víctima del payaso) acudió a la casa de Gacy, ya que éste le prometió un buen trabajo en su empresa de construcción y Piest le comentó a su madre sobre el cambio de planes, pero nunca más volvió a su casa.

Una víctima incriminó a Wayne (Archivo).

La madre de la víctima hizo la denuncia por desaparición a la policía, éstos comenzaron a "atar cabos" sobre las personas que había sido vistas con Robert en el último tiempo. Una de ellas fue John Wayne Gancy, quien fue interrogado y sus dichos no convencieron a los efectivos, además de pesar sobre él la condena que tuvo años atrás por abuso de menores.

El caso estremeció a Estados Unidos (Archivo).

Es por eso, que la policía decidió realizar un allanamiento en la vivienda de Gacy, en donde encontraron decenas de objetos de las víctimas muertas (ropas, joyas, documentos y hasta libros de pederastía), situación que complicó la situación legal del criminal.

En el allanamiento hallaron casi 30 cuerpos (Archivo).

Minutos más tarde, John Wayne Gacy confesó que los cuerpos estaban en la zona del garaje - jardín de la casa, lugar donde los policía encontraron al menos partes del cuerpo humano de 29 de las víctimas (brazos, fémures, costillas, cráneos y pies envueltos en bolsas), ya que las otras cuatro fueron arrojadas al río Des Plaines porque "no había lugar para guardarlas en su casa".

Se identificaron a la mayoría de las víctimas (Archivo).

La detención realizada en vísperas de la navidad de 1978 causó conmoción en la opinión pública, no sólo por la cantidad de muertes suscitadas en la ciudad a manos de este sujeto, sino porque Gacy era para muchos un "ejemplo de solidaridad y sueño americano", el cual se esfumó en el aire como una correntada de humo.

Wayne al momento de la detención (Archivo).

En febrero de 1980 tuvo inicio el juicio de "Pogo, el payaso" en los Tribunales de Chicago, y durante el mismo siempre se declaró inocente de sus actos alegando problemas mentales, sin embargo, los estudios que le realizaron desmintieron esta posibilidad.

Jowhn Gacy estuvo 14 años en la cárcel (Archivo).

John Wayne Gacy fue hallado culpable el 13 de marzo de 1980, y fue sentenciado a 21 cadenas perpetuas y 12 penas de muerte, por lo 33 crímenes llevados a cabo entre 1972 y 1978.

La tapa del día en que Gacy fue condenado (Archivo).

Durante los 14 años que pasó en el Centro Correccional de Stateville Crest Hill, solía pintar con óleo y su tema favorito eran los payasos. Sus pinturas incluyen imágenes de "Blancanieves" y del asesino en serie Jeffrey Dahmer (el "carnicero" de Milwaukee).

El set de pinturas del asesino (Archivo).

Una de sus obras más famosas es en la que aparece el cantante punk GG Allin, quien solía visitar a Gacy en prisión y con quien mantenía correspondencia hasta que falleció el 28 de junio de 1993. Sus pinturas también han sido usadas como adorno del álbum de Acid Bath, "When the kite string pops". Otra de sus pinturas pertenece a Dani Filth, de la banda metal Cradle of Filth, además, el cineasta John Waters también posee un cuadro de Gacy.

La muerte de John Wayne Gacy (Archivo).

El 10 de mayo de 1994, John Wayne Gacy fue ejecutado por inyección letal en el presidio donde estuvo alojado por 14 años. Sus últimas palabras fueron "Matarme no hará regresar a ninguna de las víctimas. ¡El Estado me está asesinando! ¡Nunca sabrán dónde están los otros!".

Uno de los cuadros del asesino (Archivo).

POR G.A.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos