POR G.A.

Pocas veces se ha conocido un criminal que reuniera tantas condiciones negativas para ser considerado como uno de los peores de la historia de Estados Unidos, es que Herman Webster Mudgett (conocido también como el "Doctor Holmes") fue un estafador, asesino y seductor de mujeres de quienes aprovechaba la situación para robarlas, torturarlas y eliminarlas a través de un oscuro hotel del cual era el propietario: el Holmes Castle.

Con el final de la Guerra de Secesión, Mudgett creció en un hogar familiar puritano aunque con algunos problemas internos, sufrió el constante bullying en el colegio, de hecho, una vez sus compañeros lo obligaron a tocar un esqueleto y lejos de asustarlo pasó todo lo contrario, sintió una gran atracción por la muerte y cadáveres, es por eso, que estudió medicina quirúrgica años más tarde.

Sin embargo, un oscuro y sádico sentimiento vivía dentro del corazón de este sujeto, quien odiaba a las mujeres pero su figura atractiva, elegancia, atenta y su poder de seducción, lo ayudaron a conquistar mujeres para sacarles todo su dinero y satisfacer sus planes personales, ya que lejos estaba de enamorarse de una persona para establecer una familia.

Su rol de estafador ya era conocido en 1884, cuando tras graduarse en medicina solía robar cadáveres de la universidad para experimentar con ellos y estafaba a las compañías de seguros tras cambiarle la identidad a los fallecidos.

Henry Howard Holmes utilizaba sus conocimientos y encanto para estafar y matar (Archivo).

Tras vivir en las ciudades de Gilmanton y Nueva York, Mudgett escogió a Chicago como su lugar de residencia y una posibilidad de hacer "nuevos negocios" y para que nadie lo reconociera, cambió su nombre por Henry Howard Holmes.

Utilizando su poder seductor, primero se casó con Clara Lovering, una chica de familia hacendada con la que se casó y tuvo un hijo, pero al poco tiempo se cansó de ella y fue por una viuda millonaria Myrta Belknap (con quien tuvo una hija), a quien la estafó falsificando escrituras quedándose con miles de dólares y construyendo una casa en aquella zona.

Minniw Williams, una de las tantas víctimas de Henry Holmes (Archivo).

En 1887, Holmes posó sus ojos sobre otra viuda rica que poseía una farmacia en Englewood, Melisa Holden, y tras ser su amante y hombre de confianza, la historia se volvió a repetir: este sujeto se quedó con todo el dinero de la mujer y desapareció.

Con el paso de los años, Holmes amasó una interesante fortuna que sólo él conocía y tenía un sueño por cumplir: tener su propio hotel. Es por eso, que Holmes se hizo amigo de Benjamin Pitezel, quien era un carpintero con pasado criminal y que llegó a ser la mano derecha del futuro criminal.

Maqueta del segundo piso del " Hotel del teror" (Archivo).

Como ya había adquirido un solar al lado de "su" farmacia, que pertenecía a su difunta esposa Holden, y que había quedado en su poder por herencia, Holmes comenzó la construcción en 1890 de un hotel con aspecto medieval.

Holmes quería aprovechar que en 1893 habría en la ciudad de Chicago una gigantesca exposición para conmemorar los 400 años del descubrimiento de América (debería haber sido en 1892 pero se pasó para un año más tarde), que duraría algunos meses, por lo que puso toda su "fortuna negra" para la construcción del Holmes Castle.

Así lucía el hotel por aquella época (Imagen ilustrativa).

Holmes contrataba y despedía empresas de construcción para hacer el trabajo, ya que rara vez pagaba por lo que se edificaba y a base de estafas logró su cometido. El macabro diseño era suyo y en su planta baja todo era normal, ya que contaba con una oficina y comercios, pero en el subsuelo y los piso superiores la historia era tremebunda, ya que las habitaciones incluían trampas, puertas corredizas, laberinto de pasillos secretos con unas pequeñas ventanitas, por las cuales podía ver los movimientos de sus clientes a escondidas.

De hecho para vigilar todos sus movimientos, Holmes construyó una instalación eléctrica bajo el parque del suelo, que detectaba los movimientos de sus pasajeros y dónde estaban. Si todo esto parece tétrico, faltan otros detalles como los grifos de gas instalados en las piezas para poder asfixiar a los clientes del hotel sin necesidad de desplazarse.

Parte de los objetos que se encontraron en el lugar (Archivo).

Para darle un broche a la obra de este asesino despiadado, el hotel (de tres plantas, 60 habitaciones que tenían paneles para bloquear el sonido, un sótano, entre otros) tenía un montacargas y dos toboganes que servían para bajar los cadáveres a una bodega donde en algunos casos, eran disueltos en ácido sulfúrico, reducidos a polvo mediante la cremación o bien los restos eran hundidos en piletones de cal. Además, había una habitación llamada "el calabozo" donde Holmes tenía sus instrumentos de tortura para luego matar a sus víctimas. Algunas de esos métodos de tortura constaba de atar a las personas de los brazos y bajarlas a un pozo con ácido, otros eran encadenados a una prensa giratoria y de a pocos sus huesos se iban triturando y algunos, les practicó autopsia estando con vida.

Con la inauguración de la Exposición Mundial Colombina de Chicago el 1 de mayo de 1893 (se cerró en octubre de ese año) también abrió sus puertas el " Hotel del Terror" y con ellas comenzaron los crímenes. Como la feria duró varios meses, Holmes elegía a mujeres ricas, jóvenes, atractivas y solteras para eliminarlas ya sea para cobrar sus pólizas de seguro o para torturarlas y quedarse con su fortuna.

Henry Holmes utilizó diversos métodos para matar.

En estos meses, varias fueron las clientas desaparecidas y que luego fueron confirmadas como víctimas del "Doctor Holmes", aunque hay otras que nunca fueron confesadas como víctimas de este chacal, quien dijo haber matado a 27 personas, aunque se sospecha que son cientas las muertes que cargan sobre Holmes.

El final del Congreso complicó la economía de Holmes, que se estaba quedando sin dinero, y tuvo la idea de incendiar el último piso del hotel para cobrar la prima del seguro por 60 mil dólares, pero la compañía hizo la investigación correspondiente y descubrieron su plan.

Algunas de las críticas de los diarios de aquel momento (Archivo).

Holmes escapó al estado de Texas donde realizó otras estafas pero terminó en la cárcel unos meses tras el pago de una fianza, y por eso, recuperó su libertad. Sin embargo, su mente delictiva ya había planeado algo nuevo, convenció a su mano derecha Pitezel para que se haga un seguro de vida en una compañía de la ciudad de Filadelfia, luego presentaría un cadáver con el rostro irreconocible, su esposa iría a la morgue confirmaría su identidad y cobrarían la póliza de seguro, y el reparto era de un 50 por ciento para cada uno.

Pero el plan tuvo un cambio, Holmes mató a su compañero de fechorías, a sus hijos y esposa y cobró el dinero, aunque no contaba con el testimonio de un compañero de celda, Marion Hedgepeth, a quien Holmes le había contado sus propósitos. La policía investigó el hecho, detuvo a Holmes y allanó su hotel donde se encontró con una escena dantesca: cientos de restos humanos en el interior (todas mujeres que en su mayoría fueron violadas y torturadas), máquinas para torturar, cámaras herméticas de gas, habitaciones equipadas con instrumental quirúrgico y un horno grande, entre otras atrocidades.

Henry Holmes fue ahorcado en 1896 (Archivo).

Tras presentarse en el juicio ante el Tribunal de Filadelfia, Holmes (quien se defendió a sí mismo por no querer un abogado) confirmó haber matado a 27 personas, una cifra muy lejana de lo que se cree. Lo cierto, es que en el juicio, que duró casi una semana, el asesino fue condenado a muerte y ahorcado el 7 de mayo de 1896. Sus últimas palabras antes de morir fueron "Nací con el demonio adentro, como mi patrón a un lado de la cama cuando vine al mundo y ha estado conmigo desde entonces...".

Ver más productos

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Ver más productos