mresano@cronica.com.ar

Un acto vandálico y demencial dejó sin clases a más de 400 niños de la localidad bonaerense de La Tablada, pero principalmente los alejó también de su plato de comida, puesto que en el establecimiento funcionaba un comedor. Dicho sector fue uno de los más afectados por el incendio provocado por al menos dos sujetos que ingresaron con fines violentos al recinto educativo.

En consecuencia, las autoridades iniciaron las obras en el lugar con el fin de que los alumnos regresen cuanto antes a las aulas, una tarea difícil. En la madrugada del último jueves, minutos después de las 3, los vecinos de la Escuela N° 87 “Santa Rosa de Lima”, en La Tablada, salieron a la calle al escuchar las explosiones que provenían justamente del centro educativo.

Las llamas devoraron las aulas y el comedor, sector con mayor deterioro, razón por la cual los cuatrocientos estudiantes se quedaron privados de recibir su ración diaria de almuerzo, que para muchos representa su única porción alimentaria en el día. En este sentido, Romina, mamá de un alumno, señaló a Crónica que “el gran problema es que muchos nenes dependen de ese comedor”.

En el instante en que los pequeños del nivel primario, y los adolescentes del secundario arribaban a la escuela se cristalizaron los momentos de mayor tristeza. En este sentido, Verónica, mamá de un menor que asiste al primer año, manifestó su malestar y dolor, expresando que “acá se quemó parte de la historia del barrio, nuestras infancias y las de nuestros hijos”.

Desde ese momento, la comunidad educativa se acerca al recinto escolar con el fin de ponerse a disposición para brindar ayuda. De esta manera, comenzaron a organizarse por las redes sociales. Manos a la obra En la jornada de ayer se puso en marcha la reconstrucción del establecimiento, pero hasta el momento no se ha precisado cuándo se retomarán las actividades en su interior, dado que el daño sufrido es muy importante.

Por lo tanto, asomó como una alternativa que los alumnos sean reubicados provisoriamente en centros educativos cercanos. Por su parte, las autoridades les han ratificado a los padres que el jueves próximo sus hijos regresarán a clases. El lunes serán recibidos los padres por los directivos y allí les darán mayores precisiones.

En ese sentido, los padres quieren saber si los chicos deberán recuperar los días de clases o si efectivamente serán reubicados de forma temporaria en otros establecimientos hasta tanto se reacondicione el lugar. En tanto, y siempre de acuerdo a los vecinos, dos jóvenes, residentes de la zona, fueron identificados por los vecinos como los autores del ataque y por lo tanto, han sido detenidos, en calidad de demorados hasta comprobarse su vinculación con el hecho.