Por Francisco Martirena Auber 
@martirena74

Como la Casa de la Moneda se quedó sin stock de estampillas fiscales de color verde por la avalancha de importaciones, desde este lunes entregaría a la Dirección General de Aduanas etiquetas de color naranja para que las mercaderías importadas de diversos rubros que están frenadas puedan ser comercializadas ya que se encuentran en el territorio argentino.

El reemplazo saldría publicado este lunes en el Boletín Oficial para habilitar la operatoria con las estampillas fiscales naranjas que ya tienen circulación en el mercado. "Entran las naranjas en forma provisoria con un stock muy pequeño de verdes", señaló una fuente importadora a Crónica.

Una fuente oficial confesó que la ausencia de estampillas verdes se debió al volumen importante de productos que está importando la Argentina. El pasado viernes, este medio reveló la problemática que fue comunicada en la misma jornada por medios internacionales.

Mediante un email, Aduana había indicado que "se informa que la tramitación de la orden de compra, que ampara la impresión de las estampillas de identificación aduanera color verde, se encuentra en la última etapa, estimando la regularización de la provisión en las próximas semanas".

Acto seguido, la explicación informal detalló que "cuando contemos con una fecha cierta para reanudar la entrega de las mismas, se comunicará a todos los despachantes mediante Sicnea (Sistema de Comunicación y Notificación Electrónica Aduanera)". Desde las empresas nucleadas en la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA) dejaron en claro el perjuicio que tiene el parate de las mercaderías que no pueden ser vendidas.

Si bien se produce el acto de nacionalización (ingreso) del producto, sin la estampilla colocada el importador no tiene el llamado derecho de uso (posibilidad de venta). Los segmentos afectados principalmente son los artículos electrónicos, el calzado, ropa, juguetes, o relojería.

Por ejemplo, los alimentos y bebidas, limpieza y tocador tienen un régimen diferente y no están alcanzados por el conflicto actual.