Por Gastón Monjes 
gmonjes@cronica.com.ar 

El año demandó mucho trabajo. Mucha energía puesta en conseguir que los socios del Centro de Jubilados y Pensionados Acción de la Tercera Edad tengan eso que tanto necesitan: un poco de acción. No quedarse quietos, solos en sus casas, es la consigna que se proponen cada año y que, en 2017, volvieron a cumplir a la perfección.

Con Raquel Vallejos a la cabeza, la entidad tuvo de todo y para todos. Por eso, se merecían una celebración espectacular. Y así lo hicieron. Con una muy completa parrillada como excusa, los socios se reunieron en las renovadas instalaciones del centro quilmeño y volvieron a disfrutar de un día de mucha diversión.

Cuando todos quedaron satisfechos con la parrillada y el helado de postre, llegó el momento del baile y, entonces, nadie se quedó sentado. El ritmo se apoderó de todos y la alegría fue completa. Después, llegó el brindis y la vuelta a casa, pero, antes, dejaron un deseo: que 2018 sea tan bueno como el año que acaba de despedirse.