Los agentes de la Policia de Seguridad Aeroportuaria (PSA) podrán usar maquillaje, pintarse las uñas, usar barba y mostrar tatuajes, estas son algunas de las nuevas disposiciones que forman parte del nuevo reglamento de uniformes no binarios que presentó la fuerza. La intención es promover "el respeto por el trato digno y la identidad autopercibida de las y los integrantes de la fuerza" que depende de Ministerio de Seguridad de la Nación. 

Con ello se convierten en la primera fuerza en implementar un cambio de paradigma con la intención de ampliar derechos. Desde la PSA aseguran que el obejtivo es "evitar basarse en estereotipos" y centrarse en la operatividad de la labor policial. Esta idea nació de una demanda por parte de un oficial que están en plena transición hacia su identidad autopercibida. 

La oficial sabía que estaba expuesta a sanciones eventuales por su deseo de pintarse las uñas y delinearse los ojos, estas acciones no estaban permitidas por el reglamento de la fuerza. Ante su inquietud, planteó su problema y surgió una mesa de trabajo. 

Esta problemática fue tratada la semana pasada en un encuentro regional en Paraná, Entre Ríos. Allí se trató la cuestión de la "labor policial, perspectiva de género e inclusión", que fue encabezada por el director nacional de la fuerza, José Alejandro Glinski, la vice intendenta de Paraná, Andrea Zoff, y la directora nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía de la Nación, Mercedes D´Alessandro. 

La renovación de este reglamento especifica que que las mujeres ya no estarán obligadas a usar faldas en los conjuntos de gala y las personas gestante o lactantes no tendrán que utilizar ropa distinta del resto de sus compañeras. La perspectiva de género "permitió ver arbitrariedades en la conducta operacional", señaló Glinsky. 

En este sentido, utilizar barba "que está tan de moda, no afecta a la labor policial; tampoco el pelo largo en los hombres, o un uso discreto de cométicos" al igual que los tatuajes, resaltó el director nacional de la PSA. 

Entre otros puntos que establece la nueva norma, establece una cesantía en los uniformes binarios, otorga opciones inclusivas y respalda la diversidad en los cargos y grados jerárquicos.