El aislamiento social ordenado a partir de la pandemia por coronavirus "mostró una pobreza estructural" en que vive la población LGBT+ en Argentina, aseguró la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Alba Rueda.

Al conmemorarse este domingo el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, Rueda aseguró que "el aislamiento social, preventivo y obligatorio mostró una pobreza estructural vinculada a la necesidad alimentaria, a la falta de ingresos económicos y como eso se constituye una amenaza para el desalojo de las viviendas de nuestras hermanas y compañeras y un efecto en cadena que involucra la violencia institucional, la falta de atención en los servicios públicos, y así también una mirada de mucho prejuicio y discrecionalidad".

Rueda participó este domingo del reporte diario que ofrece el Ministerio de Salud sobre la situación del coronavirus en el país. Allí, recordó que la expectativa de vida de las personas trans y travestis es de 40 años, y que desde su dependencia tuvieron que acompañar 3.482 demandas por alimentos presentadas por esa población.

"El orgullo es ese paso de la visibilidad de los movimientos sociales para poder expresarse pero también para pedir protección ante las violencias que vivimos actualmente las poblaciones LGBT en todo el mundo", expresó Rueda, ex presidenta de la organización "Mujeres Trans Argentina".

En declaraciones a Télam, Rueda señaló que "las políticas públicas tienen que contestar a la pobreza extrema de las travestis y trans, tienen que contener las situaciones de violencia institucional y trabajar para poder erradicar la violencia en nuestro país para las personas de la diversidad sexual".

De acuerdo a los datos de distintas organizaciones, el 16% de las personas trans fallecidas el año pasado fueron víctimas de crímenes de odio, mientras que el 84% murió prematuramente a causa de la exclusión sistemática denominada "travesticidio social".

"La Argentina en general esta atravesada por miradas de violencia y exclusión -enfatizó Rueda- Hay una hostilidad constante y son distintas las realidades de exclusión. No es lo mismo un centro urbano, por ejemplo en Buenos Aires, donde se recibe mucha población transmigrante de otros países, de las provincias y mayormente se concentran en hoteles que tienen condiciones muy malas, además de un sobreprecio enorme para nuestras compañeras".

Y diferenció esta situación de lo que ocurre en "centros rurales, en ciudades más pequeñas" donde "hay también es mucha estigmatización y lamentablemente, la violencia".

También mostró su preocupación por la situación de niños, niñas y adolescentes: "La diversidad sexual en niñes y adolescentes es hoy una realidad, y hace varios años, ya desde el 2006 contamos con una ley de educación sexual integral que tiene que incorporar una perspectiva de género, una perspectiva de diversidad, que tiene que hablar sobre los cuerpos no binarios, de las identidades no binaries, tiene que hablar sobre los recorridos y las voces de todos los niñes y adolescentes que tienen derechos a desarrollar su vida, también de manera integral".

Fuente: Télam

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos