"Pelusa", la elefanta del ex zoológico de La Plata que cumplió medio siglo y aguarda su traslado a un santuario de paquidermos en Brasil, se recostó anoche por primera vez después de años de dormir parada debido a la enfermedad que sufre en sus patas.

Su actitud generó temores acera de su estado de salud, que fueron desmentidos este sábado por la comuna. "Pelusa está descansando. Nada considerado grave por lo pronto, es normal que el elefante se acueste a dormir y luego se levante. Lo que en este caso llamo la atención es que hacía mucho tiempo que Pelusa no lo hacía a raíz del problema que la aqueja en sus piernas", indicó una fuente del zoo devenido en Bioparque.

Este sábado por la mañana, circularon versiones acerca de que la elefanta estaba recostada como consecuencia de una caída y que se encontraba lastimada, pero fueron desmentidas por fuente del municipio, quienes sin embargo reconocieron que la salud de "Pelusa" es delicada.

"Hay que seguir su evolución constantemente hasta el momento en el que pueda concretarse el traslado al santuario de Brasil donde vivirá el resto de su vida", agregaron las fuentes. 

El mes pasado llegaron al país especialistas estadounidenses a La Plata para preparar la mudanza de la emblemática elefanta, cuyo espacio en el Bioparque fue mejorado para que pueda descansar las extremidades, con el suelo tapizado con caucho.

"Los especialistas de Estados Unidos que vinieron a preparar su traslado consideran que esto (el recostarse) es positivo ya que Pelusa ahora está descansando como cualquier elefante, pero tenemos que ir siguiendo la evolución en el día de hoy", agregó la fuente.

Desde el ex zoo se mostraron también optimistas con este episodio ya que remarcaron que la elefanta mostró en los últimos meses una "buena evolución", por lo que entienden que "es normal que el animal se recueste" y aseguraron que esperarán que duerma unas horas y que se levante para determinar cualquier diagnóstico.