Por Francisco Nutti 
@frannutti 

La nueva crisis financiera por la que transita la Argentina afecta a diferentes sectores de la economía. Pero el brutal incremento del dólar luego de las PASO ha complicado mucho a los dueños y los trabajadores de las jugueterías, quienes deberán tratar de vender lo más posible ante un panorama sumamente complejo en vísperas del Día del Niño, que será este domingo.

El lunes 12, para muchos, fue un día negro. El país amaneció con que la moneda estadounidense se había disparado a más de 60 pesos; y ante la desesperación del momento, algunos supermercados y almacenes de barrio salieron a remarcar sus precios. Así pasó en diferentes rubros.

Uno de los que más sintieron el impacto fueron los jugueteros: en la semana previa al evento que más ventas les genera en todo el año, los importadores de juguetes extranjeros decidieron aumentar a un 20% la cotización de sus productos. Otros, en cambio, optaron por no entregar las mercaderías. Cabe destacar que respecto de agosto de 2018, estos juguetes, provenientes del exterior, registraron incrementos de hasta un 50%.

Ante ese marco, el gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara del Juguete, Julián Benítez, dialogó con Crónica y precisó: "El tipo de cambio tuvo un impacto, sumado a que se viene dando una pérdida importante del 10 al 13% promedio mensual, respecto de los meses anteriores".

Por otro lado, el directivo aclaró que la decisión adoptada por los fabricantes nacionales fue diferente: "Se mantendrán los precios vigentes". Pese a la volatilidad de la economía, los comerciantes esperan que el festejo del Día del Niño alcance las ventas del año pasado, lo que sería un éxito para ellos.

El tipo de cambio tuvo un impacto, sumado a que se viene dando una pérdida importante del 10 al 13% promedio mensual, respecto de los meses anteriores".

"Vengo de dos jugueterías y estaban vacías este miércoles", agregó Benítez, quien no pierde las esperanzas en que hacia el fin de semana la gente terminará yendo a comprar un regalo para los chicos. Crónica recorrió tres jugueterías del barrio porteño de Palermo y pudo comprobar que la situación se hace realmente dificultosa para el sector. Los clientes son cada vez menos (según algunas fuentes, influye la compra online). Y muchos padres ingresan a los locales -sin sus hijos- solamente a consultar precios.

"Hace rato que todo está parado. Muchos papás se llevan productos de industria nacional, como camioncitos o masas de modelar, y otros vienen a preguntar por juguetes que llegan de afuera porque sus hijos los ven por televisión. Esos son los que más caros están y los que más sacan en cuotas", indicó Martín, comerciante.

A modo de ejemplo, el pote de masa de modelar se vende en el país entre los $65 y $70. El mismo producto importado no baja de los $130 en jugueterías de la Capital Federal. En tanto, los camiones fabricados en Argentina oscilan entre los $350 y $700, mientras que los bebotes nacionales parten desde los $600.

Según datos de la Cámara Argentina del Juguete, los juegos de mesa son otros de los favoritos para este Día del Niño. El más vendido es un juego de naipes con licencia de uno de los gigantes del rubro, que cuesta $400. Los productos del extranjero que más fueron solicitados, en tanto, son: el muñeco de la película "Toy Story", que no baja de los $7.500, o el del personaje Hombre Araña, que parte desde los $1.500. La pequeña muñeca coleccionable que está de moda se consigue a partir de los $1.000, un valor cada vez menos alcanzable para los argentinos, quienes deben achicarse cada vez más para poder sobrevivir a la crisis.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos