La jueza Yáñez afirmó que “hay información muy sensible” en torno a la desaparición del submarino ARA San Juan, ya que la misión que llevaba a cabo el navío “es un secreto de Estado”.

“Estamos hablando de una embarcación de guerra y no me aventuraría a hacer otras consideraciones”, aseguró durante la tarde del miércoles.

La magistrada se encuentra a cargo de una causa que fue caratulada como “Averiguación de ilícito” tras una denuncia presentada la semana pasada por la propia Armada, fuerza a cargo de la embarcación que es buscada desde el miércoles 15 de noviembre, cuando se contactó por última vez con la base naval.

Yáñez afirmó que tomó medidas para conocer en qué estado se encontraba el ARA San Juan antes de partir desde Tierra del Fuego, pero que aún es prematuro hacer consideraciones sobre el tema.

“Estamos todos muy ansiosos esperando un desenlace que tenga el mejor final; hoy no tenemos delito para investigar, esperemos que los tripulantes se encuentren con vida”, sintetizó.

Yáñez explicó que “en sede del juzgado federal de Caleta Olivia se recibió al teléfono del secretario de turno la comunicación de parte de la Armada, el día 17/11, aproximadamente a las 16 horas, informando que habían perdido contacto con el ARA el día 15, a las 7.30 de la mañana”.