El técnico informático Diego Lagomarsino rechazó la pericia de Gendarmería que contradijo su versión y reiteró que al fallecido fiscal Alberto Nisman “lo llevaron a suicidarse”.

Lagomarsino mostró su descontento luego del informe que recibió por parte del fiscal de la causa, Eduardo Taiano, en el que expertos determinaron que él fue quien contactó a Nisman el sábado previo a ser hallado muerto en su departamento de Puerto Madero y no al revés como el había declarado diciendo que el fiscal lo había contactado para pedirle su arma tipo calibre 22 con la que luego apareció muerto.

“Estoy indignado porque ya están inventando cualquier cosa. Me quieren perjudicar a toda costa y usan estas supuestas pericias de las que todavía ni siquiera nos notificaron a nosotros”, enfatizó el ex amigo del fallecido fiscal.

En declaraciones al diario Clarín, dijo que no “recuerda” haber enviado esos mensajes a Nisman, pero señaló: “Si los mandé no significan absolutamente nada. De hecho, en mi celular no quedó registro de esos supuestos mensajes, y mi celular lo tiene la Justicia desde hace tres años”, puntualizó Lagomarsino.

El informe de Gendarmería Nacional presentado ante el fiscal Taiano indica que el sábado 17 de enero de 2015 (día anterior al hallazgo sin vida del fiscal Nisman), fue Lagomarsino quien lo contactó mediante un mensaje de WhatsApp alrededor de las 11:30.

“Esa es una pericia de Gendarmería que estuvo terminada hace como un mes y que fue firmada por todas las partes y mis peritos no lo vieron. Yo hablé anoche con mi perito y él me dijo que ellos no vieron nada de eso”, aseguró el informático.

Además, agregó que “todas esas pericias de Gendarmería son un desastre” porque “no tienen ningún sentido las cuentas que hacen para determinar la data de muerte u otros datos importantes del caso”.

“Hablan de golpes a Nisman, de que lo drogaron con ketamina y de otro montón de cosas que antes no vieron los peritos de la Corte. Entonces, yo digo... ¿los peritos anteriores del caso son todos tontos? ¿Estos nuevos son unos genios que vieron lo que los otros no?”, remarcó.

El imputado subrayó: “Quieren perjudicarme. Ellos dicen que . Nisman lo mataron y no tienen nada”.

“Lo que yo creo es que lo llevaron a suicidarse. Que lo fueron empujando a esa situación”, dijo Lagomarsino, aunque insistió en que no sabe lo que realmente ocurrió con el fiscal.

Y enfatizó: “Todo lo demás es hacer cuentas absurdas para qu. el resultado de lo que les conviene a ellos. Dos más dos nunca puede ser 314, pero siguen sumando para ver si les da. Te repito: todo esto es un delirio que no tiene coherencia”.