La Ley 4078 de  Perros potencialmente peligrosos de la  Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) fue sancionada el 1 de diciembre de 2011, en enero de 2012 fue promulgada y quedaba pendiente su aplicación para que los porteños pudieran registrarse como propietarios de una de las 17 razas de estos animales que establece dicha norma. 

"Regular la tenencia de perros potencialmente peligrosos y crear el registro de propietarios de los mismos, cuyo fin es la preservación de la vida y la integridad física de las personas y demás animales", establece el artículo 1 de la Ley N° 4078.

Recién ahora el Gobierno porteño publicó una resolución que establece el procedimiento de inscripción a ese registro, no está prohibida la tenencia de estos animales pero sí los propietarios deberán anotarse para tener permiso. 

Este no es el primer caso de registro de perros potencialmente peligrosos, la ciudad de La Plata hizo lo mismo el mes pasado mediante la Ley Provincial N° 14107 y la resolución municipal N°9548. La inscripción es obligatoria y gratuita hasta el 30 de julio. 

"Se consideran perros potencialmente peligrosos a aquellos incluidos dentro de una topología racial que por su naturaleza agresiva, tamaño o potencia de mandíbula, tengan capacidad de causar la muerte o lesiones graves a las personas y a otros animales", establece el artículo 2 de la Ley Provincial. 

Con respecto a CABA aún no hubo un comunicado oficial que establezca los plazos, por el momento está vigente la resolución de la Agencia de Protección Ambiental porteña que aprobó el "Procedimiento de inscripción en el Registro de Propietarios de Perros Potencialmente Peligrosos", además de un formulación para anotarse. 

La Resolución N°93 rige desde el viernes y fue publicada en el Boletín Oficial porteño, allí establece que la inscripción a este permiso y su obtención "no exime de la responsabilidad objetiva de su dueño o guardián por lo daños que el animal pueda causar a personas o bienes". 

¿Cuáles son las razas de perros potencialmente peligrosos?

La Ley 4078 indica que hay 17 razas de perros consideradas "potencialmente peligrosas" y son las siguientes:

  1. Pit Bull terrier
  2. Staffordshire bull terrier
  3. American Staffordshire terrier
  4. Dogo argentino
  5. Fila brasileño
  6. Tosa inu
  7. Akita inu
  8. Doberman
  9. Rottweiler
  10. Bullmastiff
  11. Dogo de burdeos
  12. Bull terrier
  13. Gran perro japonés
  14. Mastín napolitano
  15. Presa canario
  16. Ovejero Alemán
  17. Cane corso
El Akita Inu es una de las razas potencialmente peligrosas.

Además de estos 17 perros, incluye a aquellos que estén adiestrados para el ataque.También tiene en cuenta a los cruces entre las razas indicadas o con otras similares que de como resultado animales con más de 20 kilos de peso, un perímetro torácico de entre 60 y 80 centímetros, cabeza voluminosa y cuello corto, musculatura fuerte, mandíbula grande y una boca profunda resistente y de carácter marcado. 

¿Cómo registrar perros potencialmente peligrosos?

Los dueños deberán cumplir con los siguientes requisitos, según señala la Ley:

  • Inscribir al perro antes de que cumpla los tres meses de vida.
  • Identificar al animal con una chapa identificatoria que irá en el collar y deberá tener el nombre del dueño y número de inscripción en el registro.
  • Deberán portar en la vía pública bozal y estar sujetos con una correa corta, la cual tendrá un máximo de dos metros y no extensible. 
  • Deberá contar en la propiedad privada con un cerramiento adecuado para protección de las personas que ingresen al mismo. 
El Fila brasileño deberá ser inscripto.
  • Está prohíbido y recaerá una posible sanción al abandono de perros alcanzados por la ley, ya que se considera una falta gravísima. 
  • Si hubiera algún tipo de incidente con el animal registrado deberá ser informado. 
  • Informar de inmediato al Registro la cesión, robo o pérdida del perro. 

La inscripción en el Registro debe hacer vía web en el Sistema de Tramitación a Distancia (TAD) del Gobierno de la Ciudad. Allí los propietarios deberán completar un formulario con foto del perro y datos del mismo, como así también datos personales del dueño.