"Si la víctima accede a lo que quiere el maltratador, se va a convertir en su esclavo: el acosador cada vez va a ejercer un mayor abuso. No va a haber límite", explica la especialista española en bullying, Joëlle Guitart. A veces, las sentencias de los expertos pueden sonar a demasiado.

Sin embargo, la realidad supera la teoría, como en el caso de un video que se viralizó en Santa Fe, en el que se ve cómo dos chicos le cortan el pelo a una compañera bajo la mirada atenta y las burlas de quien graba. La víctima, mientras tanto, se tapa la cara. Parece llorar, pero no reacciona: no hace nada para impedirlo.

Las imágenes, que fueron tomadas en la Escuela de Enseñanza Técnica 674 de San Genaro, en el aula de los alumnos de 1°B, generan impotencia en quien las ve. Lo humillante de la situación, la violencia que ejercen sobre la víctima y la ineptitud del docente que no hizo nada para detener la situación. "Nos enteramos de esto ayer (martes) por la tarde, cuando la alumna volvió con su hermana luego de clases y comentó lo que le había sucedido, luego por la noche me llegaron las imágenes. En el momento del hecho yo estaba en una reunión con autoridades de la Municipalidad de San Genaro", intentó disculparse el director de la institución, Marcelo Buci.

Buci aseguró que mantuvo reuniones tanto con los acosadores como con el profesor que estaba en el aula. Pero indicó que los alumnos involucrados en la agresión no pueden ser expulsados porque la escuela secundaria es obligatoria, aunque sí analizan la posibilidad de suspensiones. "Tenemos el aval del supervisor del Ministerio de Educación para tomar las sanciones que correspondan", indicó. Por su parte, la familia de la menor no se quedó de brazos cruzados y realizó la correspondiente denuncia en la comisaría 6ª de San Genaro.

La víctima

"Desde el comienzo de clases que me pegan, me dicen cosas como vaca o gorda. Me faltan tres meses para mis 15 y me quería hacer un peinado lindo. Yo no quería cortarme el pelo y el profesor me dijo que no era para tanto y que me ponga extensiones", escribió la chica en su Facebook, completamente desolada. "El acoso es un desplazamiento emocional. El maltratador no escoge a su víctima por ser tal o cual, sino por su necesidad de expresar violencia hacia alguien a quien identifica como ´débil´ porque él es el ´débil´ en su familia. Los niños acosados suelen ser muy sociables. Son niños nobles, generosos, confiados y sensibles. Son niños que no saben decir "no" o enfrentarse al maltratador", aclara Guitart.